El Cuerpo Taoísta

XI. La Consciencia

La Consciencia y el Espíritu, por mayor significado que traten de atribuirles, no tendrán ninguna importancia para el hombre mientras que no tengan forma, puesto que sin forma no pueden ser regulados.

La Consciencia del ser humano comienza a manifestarse sólo cuando éste empieza a comprender la Geometría del cerebro. Es decir, la Consciencia no es más que una forma de pensar. Y aquí llegamos al siguiente concepto importante: la Consciencia es, en realidad, parte de nuestro Espíritu.

Sin embargo, la presencia del Espíritu no representa en el hombre la capacidad de conocerlo. De hecho, además de que debemos conocer, no al mismo Espíritu, sino su Geometría, tendremos que poseer características más altas en la concepción consciente para poder conocerla. Es decir, la Geometría del cerebro es anterior a la Geometría del Espíritu y, de hecho, una forma debe conectarse con la otra.  


Puede conocer la versión completa del material en el Blog
Consciencia y en el libro de próxima publicación “Cuerpo Taoísta”.

 

   855  

Haga una pregunta


Sólo usuarios registrados pueden postear preguntas. Iniciar sesión.

Para registrarse click aquí..



top