El Cuerpo Taoísta

V. Nueve tipos de energía

Los nueve tipos de energía son una condición para la conexión y la circulación en nuestro cuerpo, que proviene de las leyes de la construcción del cuerpo. Nuestro cuerpo es estructural, pero la calidad y la fuerza de la estructura dependen de la integridad. Esta integridad se describe por parámetros determinados que en la Tradición Taoísta se llaman “Qi”, “Jing” y “Shen”.

De esta manera, Qi, Jing y Shen son parámetros y no energía. Mejor dicho son parámetros en los que existen y se transforma el espacio. Éste está determinado por la frecuencia donde Qi es la energía espacial de la Tierra, Shen es la energía espacial del Cielo y Jing es la energía capaz de modificar tanto Qi y Shen, como su conexión.

El parámetro Qi está representado por tres tipos de energía: Qi-Qi, Qi-Jing, Qi-Shen.

Qi-Qi, Qi-Jing y Qi-Shen representan la energía del espacio en el que vivimos. En el concepto Taoísta, están determinados como ciertos tipos de torsiones, es decir son tres tipos de espirales donde la unidad básica es la Medida o el paso de la espiral.

Una de las espirales es la condición prenatal, que caracteriza el desarrollo de nuestro cuerpo, inherente a nosotros por la naturaleza, es decir hablamos de la energía Qi-Jing. La otra espiral posee la condición de la vinculación y la existencia de la energía conforme a las características frecuenciales del espacio en el que vivimos; entonces hablamos de Qi-Qi. Y la tercera espiral es la capacidad o la incapacidad de la energía de transformarse, o, en otros términos de llevarla más allá de los indicadores frecuenciales del espacio en el que vivimos. Se trata de Qi-Shen.

Puede conocer la versión completa del material en el Blog Nueve tipos de energía y en el libro de próxima publicación Cuerpo Taoísta.

 

   1152  

Haga una pregunta


Sólo usuarios registrados pueden postear preguntas. Iniciar sesión.

Para registrarse click aquí..



top