Las ciencias no son para ignorantes

Si una persona es ignorante, entonces ya está creada, enseñada a ser tal. La única ciencia para este individuo será aprender a ser cortés. El Estado ha creado un montón de ignorantes y ahora se molestan uno a otro. El ignorante no comprende los marcos en que debe existir, lo que significa que nunca tendrá lo que le convenga, lo que lo satisfaga. Por lo tanto, no habrá un Arte en que perfeccionarse.

Pero el peor de los males es enseñar al ignorante a cosas abstractas. Éste sólo perfeccionará su ignorancia. Entonces no sólo no llegará a la concepción de los valores, sino que tampoco podrá continuar la obra de sus padres. Si, por supuesto, su padre ya no es parte de esta ignorancia.

Cada persona debe aprender a trabajar sin descanso. No porque le deba algo a alguien, sino porque debe perfeccionar no sólo a sí mismo, sino que además el espacio en que vivimos. En la antigüedad, al que no desarrollaba el espacio, no lo llenaba con la energía de la creación, le privaban de vida.

La vida debe fluir de acuerdo con el ritmo. El trabajo es aquello que mantiene este ritmo. El ritmo nos permite conocer el lugar donde permanecemos. El dinero que recibimos para nuestro trabajo es la correspondencia de nuestro trabajo con la energía que invertimos en esta obra. Nada más y nada menos.

Debemos mirar por el espacio que creamos, de lo contrario no tendremos otra oportunidad que venderlo, a lo que, de hecho, hemos llegado. No nos realizamos en el espacio en que vivimos, pero exigimos cosas de él. Y si hubiéramos tratado adecuadamente todo lo que hacemos, entonces seríamos capaces de abrirnos el camino uno a otro.

 

03 enero 2011

Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen


24 0
| 786 visto |
Etiquetas:

Imprimir
top
Notice: Undefined index: GetCode in /home/olegcherne/public_html/common/descriptor_parser.inc.php(191) : eval()'d code on line 5