El Deseo y el Intento

Distinguir el Deseo del Intento es muy simple, el deseo es un acto no controlado o mal controlado, mientras que el Intento es un acto de control consciente. No resulta difícil de caracterizar ambas cualidades, pero no es tan fácil de conocerlas.

El Intento se adquiere en una etapa determinada del trabajo con la consciencia y como resultado se forma la sensación de unidad. Aunque una misma acción se puede considerar como proceso de realización y de intención, la entrega será diferente, ya que la gente con Intento no sólo se realiza a sí mismo en la acción, sino también obtiene de ella el resultado por el cual la hace. Si la acción está provocada por el deseo (da igual si es correcto o no correcto, bueno o malo), de ella se puede obtener muy poco.

El Intento implica que una persona tenga la fuerza interior suficiente para ser capaz de realizarse en la acción. Por ejemplo, una persona viene al Club para practicar o va a la Universidad para estudiar y su esfuerzo consiste solo en ir a algún lugar. Esto se puede definir como un deseo de aprender. Y si uno no sólo va a algún lugar, pero también trata de llegar a una comprensión propia del proceso y constantemente se está controlando en el proceso, esto ya es el Intento de aprender. Por supuesto, estas dos cualidades están relacionadas y merece la pena decir que sin el deseo no podemos desarrollar el Intento, pero pueden estar relacionadas solo por la cantidad y no por la calidad.

De todos modos, el Intento está determinado por el orden interno y la disciplina, mientras que el deseo por el caos. La cuestión de formar el Intento es una cuestión de voluntad, es un camino que pasa por el "no puedo", es cuestión del orden e incluso de la pureza. El Intento es como las “heteras griegas, independientes y libres”. Su obtención es individual y aquí hay que contar con cualidades personales. El proceso mismo de la organización y la comprensión de los deseos no es tan agradable, pero es lo primero con lo que se debe empezar. Es necesario ir encontrando sus puntos débiles y arreglarse con ellos, tal como encontrar los puntos fuertes y mejorarlos. Lo débil y lo fuerte debe desarrollarse simultáneamente.

Referente a la orientación, ella puede ser externa (entonces es una cuestión de deseo) o interna (entonces es una cuestión del Intento). En cuanto a lo correcto y lo ilusorio, en mi opinión, si está en el Camino del desarrollo y de las acciones conscientes, entonces tarde o temprano esto le llevará a una comprensión de su existencia desde el punto de vista de esta forma de llenado de cual ya hablamos. Si todavía no logra entender qué está haciendo, esto quizá es un resultado de la calidad de las acciones. Se puede entender la necesidad de una acción, sólo si se realiza de manera cualitativa.

 

05 septiembre 2010

Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen


15 0
| 660 visto |
Etiquetas:

Imprimir
top
Notice: Undefined index: GetCode in /home/olegcherne/public_html/common/descriptor_parser.inc.php(191) : eval()'d code on line 5