Arco

El Ángulo norteño de Ávalon es un ángulo que dirige a la gente a la zona de una determinada Tradición alquímica. Esta es una Tradición que han conocido y siguen conociendo varias órdenes y escuelas secretas. Se considera que los adeptos verdaderos de estas escuelas viven según leyes de tiempo diferentes y gran parte de ellos tienen cientos y miles de años según nuestro cálculo.

Ellos no mueren, sino desaparecen en los portales secretos, templos, para que luego aparecer en otra apariencia. Aquí podemos, por ejemplo, clasificar la figura tan ambigua, de Saint Germain y podemos hablar de Francis Bacon y Shakespeare. O podemos mencionar el fundador de la Rosacruz, John Valentine Andrea, que encarna la idea de la transición del Aves (o a través del arco), que se asocia ya sea con Saint Germain, ya sea con Francis Bacon.

La historia acerca de los centenarios es interesante no desde la posición de que alguien vive mucho tiempo, sino de cómo. Esta gente dominaba el Arte de la transición, o el Arco, lo que le daba la posibilidad de alcanzar la Iluminación. Precisamente la Orden de los Rosacruces arroja luz sobre la actividad de muchas órdenes más y, sobre todo, la de los Masones y los Caballeros Templarios. La idea básica, en este caso, es el concepto del paso de un estado a otro.

Y el punto más interesante de esta historia es la relación entre los Masters del Arco y los todopoderosos. El mayor secreto, tal vez, es la conexión de Saint Germain con Poncio Pilato, que era su mozo de cordel llamado Cartafilo. Pero nos interesa no tanto incluso la increíble manifestación de San Germain, como el hecho de que todas las transiciones se realizaban a través de Inglaterra y Escocia. Del mismo modo los celtas se trasladaban y volvían de Sídhe.

Considerable interés llama el movimiento jacobita, como, de hecho, también las acciones del rey mismo Jacobo II, en cuyo honor fue nombrado el movimiento. Durante mucho tiempo, Jacobo estuvo involucrado en una relación secreta con la Iglesia celta y con la alquimia en general. Pero algo salió mal y él, literalmente, se pasó al catolicismo.

Detrás de todo esto están los Iluminados, la gente que pasa de un espacio temporal a otro. Su símbolo es Saint Germain, cuya historia comienza con la época de Jesucristo. Según sus propias palabras, él conocía personalmente el Salvador, pero su última, por así decirlo, manifestación se realizó en el aspecto de Conde Cagliostro.

Sin embargo, aquí nos interesan más tales personalidades como Francis Bacon e incluso Newton, quien materializó el conocimiento acerca de los Arcos. Desde luego, existían también personas, como por ejemplo el alquímico Láscaris o Valentino, relacionado con el conocimiento del Arco, pero todos ellos no poseían un pensamiento tan concentrado como el de los sabios con cuyos nombres estaba relacionado el proceso de la Iluminación. Y no importa si era San Germain u otra persona diferente, lo importante es que habían quedado huellas y una vez tenida esta herencia, podemos tratar de entenderla.

Si tomamos en consideración todos los santos y, sobre todo, los celtas, entonces veremos que ellos fueron la misma gente Iluminada (San Secundius (Seachnall), San Mochta, Santa Darerca de Irlanda, Santa Liban, San Albano de Verulamium, San Malachy (Moloch), San Brandán, etc.). En general, los que no eran Santos en la Iglesia celta, eran Iluminados. Y, por supuesto, no vamos a olvidar San Patricio y San Columba.

 

09 marzo 2014

Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen


7 0
| 355 visto |
Etiquetas:

Imprimir
top
Notice: Undefined index: GetCode in /home/olegcherne/public_html/common/descriptor_parser.inc.php(191) : eval()'d code on line 5