La Longevidad

La Longevidad es una idea, un lema, un fenómeno biológico, pero aún más importante, es ”El tema” para los que no están dispuestos a desprenderse de la vida. La Longevidad es un tema serio y polémico, ya que la cuestión principal en la vida del ser humano no está en saber cuánto vive, sino en cómo vive. En nuestras vidas estamos matando tanto al tiempo, que se vuelve incomprensible entender qué es, en absoluto, lo hay que considerar del tema de la longevidad. Si uno no sabe vivir, ¿cuál es la diferencia entre el cuánto se vive, o más bien, del cuánto no se vive?

Sin identificar la fórmula de cómo concuerda nuestra vida con los procesos de acción y creación, la definición de la duración de la vida carece de justificación. La idea de larga vida debe basarse en la capacidad de supervisar y controlar la propia vida. Respóndanse cada uno a la pregunta: ¿Qué es tu vida, movimiento o reposo? La vida humana debe tener un punto de referencia. Si el punto de referencia es que tarde o temprano vas a morir, entonces no importa cuánto tiempo te quedarás aquí, porque estarás subordinando toda tu vida al hecho, que comoquiera que sea llegará tu fin.

¿Cómo puede una persona sentirse de manera normal e incluso existir psicológicamente, si está de acuerdo con el concepto que va a morir? Éste se convierte en nuestro código, un reflejo de la muerte. Después de todo, sabiendo que vamos a morir, sólo podemos luchar contra el envejecimiento, tratando desesperadamente de prolongar nuestro estado utilitario.

El ser humano conceptualmente debería de cultivar y hacer crecer constantemente su vitalidad y sus recursos, en vez de quemarlos. Así que no hay que buscar medios para el anti-envejecimiento, sino el conocimiento para saber cómo renovar y mejorar la vitalidad.

En la tradición Taoísta existe el concepto "salir de la vida", cuando la persona no puede continuar más con su crecimiento. No hay concepto de vejez, hay concepto de sabiduría y el respeto a los mayores no proviene del hecho que son mayores, sino del hecho que son más sabios. Pero, ¿puede ser sabio el "anciano", que se lleva al punto donde crea un montón de problemas en su entorno (a menos que, esto no sea producto de un accidente)? ¿Y cuántas personas viven, quemando y destruyendo primero sus vidas y luego las vidas de las personas cercanas, porque fueron ignorantes e irresponsables en el trato de sí mismos?

Tenemos que aprender a respetarnos y mejorarnos a nosotros mismos en cualquier edad. El hecho que el paciente quiere estar sano no es una solución del problema en absoluto. Todos deben saber cual es el sentido de la salud y qué es la salud. Aquí hay un inicio: para saber tenemos que mejorar y también nutrir la conciencia constantemente. Una mente sin preparación, sin equilibrio no puede saber, sólo puede reaccionar. Hay que entender que privándose de las funciones conscientes, se pierde el propósito de existencia del ser humano y a partir de esto, no importa cuanto vive, ni cómo vive, porque no será una vida humana. Esta es existencia sólo de su biomasa, la forma con la vibración más baja.

En la antigüedad, no medían la vida humana con parámetros temporales, era una fórmula volumétrica, donde el indicador más importante era lo que la persona representaba antes de tomar el camino de salida.

Sólo con el aumento del principio humano, es decir, la capacidad de crear y modificar sus propios recursos, las personas adquieren una función adicional de creación, que abre la oportunidad de mejorar, modificar y perfeccionar su propio destino. Esto será necesario con el fin de lograr una forma más perfecta. Desde éste punto de vista, se hizo actual la idea de la duración de la vida que no consiste tanto en el número de años, sino en la idea de cambiar su propio formato y aumentar su potencia.

Muy lejos en esta dirección avanzaron los Alquimistas Taoístas, aunque el mismo Leonardo da Vinci también prestaba gran atención a la geometría humana, que de hecho, expresa la idea de la extensión de la vida en formas concretas. Para los Alquimistas Taoístas esto tenía un significado más específico, que consiste en el concepto que la persona tiene que cambiar para alejarse de las drogas falsas y obtener la poción real. Justo la poción, por así decirlo, del Cielo que llegó de los inmortales, formó la base del conocimiento de la longevidad. Ellos hicieron posible atravesar las Nueve Etapas de transformaciones, una de ellas es el conocimiento de cómo alimentarse con la esencia del Cielo.

 

25 agosto 2012

Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen


16 0
| 1261 visto |
Etiquetas:

Imprimir
top
Notice: Undefined index: GetCode in /home/olegcherne/public_html/common/descriptor_parser.inc.php(191) : eval()'d code on line 5