Comprender el Llenado

¿Qué es el Llenado en las condiciones de las sensaciones y sentimientos emergentes, controlados por la persona? ¿Es correcta la comprensión de la esencia del Llenado como una capacidad desarrollada y la habilidad de mantenerlo al crearse la sensación de un cierto tipo de llenado, provocada por la acción que realizamos, ya sea de hacer ejercicios y la secuencia de la forma en Tai Chi, o de un complejo de movimientos, ya sea de permanecer en algún lugar en la naturaleza, leer literatura y comprender los pensamientos en lo escrito, realizar un cierto trabajo, ayudar a otra gente, etc.?

En el proceso de entender el Llenado es importante aprender no tanto a clasificarlo, sino que comprender la dependencia de este proceso. Una cosa es cuando dependemos del espacio y otra cosa diferente es cuando actuamos en este espacio. Desde el punto de vista del Llenado, para nosotros el espacio es una constante. Y decir que podemos controlar algo dentro, es como no decir nada. Tratar de desarrollarnos en este aspecto es un camino que lleva a una dependencia aún más grave del llenado donde no controlamos el Llenado, sino el Llenado nos controla a nosotros.

Podemos depender del Llenado del hígado, el Llenado de los hombros, lo que sea. El Llenado dispone de muchas herramientas. Nosotros tenemos una sola: nuestro cerebro. Mientras que no hayamos creado la geometría necesaria en nuestra cabeza, decir que podemos hacer algo que se distingue de la cualidad del Llenado, es un autoengaño. Y el engaño más grande consiste en que, al involucrarnos en algunas acciones relacionadas con el desarrollo, empezamos a considerar que nos desarrollamos.

Millones de personas se engañan a sí mismas que hacen algo, aunque en realidad el Llenado solo juega con ellas. El hombre permanece constantemente en un estado de espera, lo que es una propiedad del Llenado. Esta propiedad hace a la gente esperar o tener prisa, regulando su Llenado.

Cuando esperamos o nos apresuramos por algo, nuestra mente se hace cada vez más atrofiada, puesto que creamos una dependencia relacionada con el proceso de la espera o la prisa. Podemos llamar a este fenómeno con una sola palabra: “distracción”. Una persona distraída nunca será capaz de ayudar ni a sí misma, ni a los demás. Más bien va a perturbar introduciendo en sus acciones las mismas esperas y apuros. Y aquí no se trata de hacer ejercicios o leer libros, sino que de un Método en el que debemos apoyarnos. Pero el ser humano moderno no puede apoyarse, dado que la misma idea del apoyo no es algo manifestado.

Al vivir en el futuro o al esperarlo, ¿cómo podemos vivir en el presente? Vivir en el presente es un determinado esfuerzo y no una agenda. Es un esfuerzo que debemos ir construyendo día tras día. El deseo de ser y la posibilidad de ser son dos cosas diferentes. Y es muy humillante la situación en la que una persona trata de involucrarse en alguna acción en la que debiera aprender y lograr algo, pero esta acción en el mejor de los casos solo fija sus reacciones y en el peor sigue desarrollándolas.

Lea más materiales sobre el tema

 

10 junio 2012

Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen


15 0
| 676 visto |
Etiquetas:

Imprimir
top
Notice: Undefined index: GetCode in /home/olegcherne/public_html/common/descriptor_parser.inc.php(191) : eval()'d code on line 5