Diaochan

Diaochan (貂蝉, la Intemporal) es una de las Cuatro Grandes Bellezas legendarias de China. La leyenda dice que era tan bella que la Luna se escondía detrás de las nubes pues se sentía confusa al compararse con la imagen de Diaochan. A causa de esto, dieron a la Belleza su segundo nombre: Bi Yue (闭月, La Que Eclipsa la Luna).

Se considera que el año de su nacimiento fue 161, 169 ó 176, durante el reinado de la dinastía Han del Este (25-220 años), o los Tres Reinos. Este período estuvo marcado por las guerras y las intrigas palaciegas.

Diaochan es un símbolo de cómo los hombres percibían a las mujeres en la antigua China: la perfección femenina se medía por determinados parámetros de belleza. La mujer era percibida en el contexto del espacio y cuanta más calidad tenían aquellas cualidades, tanto más perfecto era el espacio creado para los hombres. Diaochan es representada simbólicamente a través del siguiente prisma: la idea de tenerla, de casarse con ella o tomarla como concubina significaba crear para sí mismo condiciones de existencia más perfectas.

La belleza de Diaochan está relacionada con el arte y la capacidad de detener el tiempo. Lo interesante es que el símbolo de la lucha con el caos que trae el tiempo está relacionado precisamente con Diaochan (descripto en la clásica novela china “El Romance de los Tres Reinos” de Luo Guanzhong). Ella es la guardiana de los secretos de la generación y la muerte. Posee el conocimiento de los nueve distritos, relacionados con los conocimientos taoístas, para atravesar los nueve tipos de energía que transforman el estado temporal en intemporal.

Además, sus conocimientos están relacionados con el “Arte del consumo de albaricoques y melocotones” lo que significa una combinación de los alimentos Yin y Yang, o sea el logro del equilibrio energético.

Su capacidad de manejar el espacio definió los más diversos aspectos de cómo fue percibida. La capacidad de Diaochan de convertirse en diferentes personajes, de hecho, ha confundido a los investigadores, que discutían quién era en realidad. Por lo tanto, le llaman “la diosa de la Luna”, la identifican como representante del dragón o a veces incluso de un hombre que se esconde detrás de la belleza de una mujer.

Las Artes de Diaochan o las cuatro identificaciones:

  • Capacidad de sintonizarse con cualquier tarea y realizarla.
  • No recepción de la suciedad (era capaz de permanecer en tal estado que las energías rústicas no la tocaban). Además, esto está relacionado con el Arte de la Danza Perfecta.
  • Sintonización con la claridad. Diaochan dominaba el arte de eclipsar el claro de la Luna misma. Su cuerpo vivía bajo las leyes de la intemporalidad. Aquí también se refiere al Arte de la transformación de la energía sexual (en cuanto a ese tema, hay dos versiones: una se asocia con la virginidad de Diaochan y la otra con el dominio refinado del Arte de la Alcoba).
  • Alimentación con las nueve propiedades del hongo sagrado.

 

Preguntas


Sólo usuarios registrados pueden postear preguntas. Iniciar sesión.

Para registrarse click aquí..



Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen

459
Imprimir
top
Notice: Undefined index: GetCode in /home/olegcherne/public_html/common/descriptor_parser.inc.php(191) : eval()'d code on line 5