Vsévolod Meyerhold

El Arte del Aprendizaje, la Obra Maestra de Vsévolod Meyerhold

La posición en el espacio y el tiempo, la conexión con el comportamiento en el espacio, la función a través de un sistema, no de un texto... Sí, la consciencia humana no debe seguir un texto, sino el texto, la consciencia. La palabra debe ser expresada y no simplemente memorizada. Todo, desde el movimiento, hasta la expresión emocional debe ser construido y ordenado. La improvisación es una consecuencia del desarrollo sistemático y no de la casualidad. Con más precisión, incluso se puede decir que lo casual es un resultado de lo concreto.

Todo debe ser una consecuencia de combinación. Incluso al improvisar, combinamos lo que tenemos, lo que hemos producido y acumulado. ¿Qué es la improvisación? Es el resultado de lo natural y en nuestro caso, es el tipo de comportamiento adquirido en todas sus formas. Si el comportamiento no se basa en un sistema, es vulgar. Y el mayor problema para los que no desarrollan y no combinan esquemas, es que se basan sólo en lo que para ellos es natural. Pero esto tiene una naturaleza finita. Es necesario no sólo lograr la naturalidad de los esquemas (es decir, aprender a vivirlos), sino también, aprender a combinarlos. Sólo entonces, hablamos de un desarrollo y no solo de la expresión de su “Yo”.

La estructura o el esquema, nos permite no sólo expresarnos, sino también organizarnos. Es necesario aprender a expresarnos de verdad y no sustituirnos. El teatro es un gran Arte del conocimiento del ser humano. Mejor dicho, debe ser así y aquí debemos no sólo hacer reverencia ante el Gran Maestro y no sólo repetir su nombre, sino hacernos entender que la grandeza de Meyerhold, consiste en que él enseñaba a la gente cómo aprender.

No debemos relacionarle únicamente con el teatro. Su sistema es una escuela de verdad, es algo que cada chico y chica deben aprender cuando estén preparados no sólo jugar en algo, sino a expresarse. Este es la segunda gran construcción interior de la persona después del ritmo.

El papel más importante y más difícil en la vida de una persona es ser uno mismo. Pero para aprender el papel, es necesario tener un Profesor. El Profesor es un concepto atemporal. Meyerhold no puede considerarse como una figura histórica. Él está presente. Él sigue enseñando cómo aprender y por lo tanto, cada uno de nosotros puede definir para sí mismo la función de esta gran persona.

Meyerhold considera al hombre como una figura y un hombre no puede ser un conjunto de fragmentos. Esto es muy importante: independientemente de cuál es nuestro papel, somos una pieza unida. Y, por cierto, la manifestación de la integridad en las cosas pequeñas es el Arte más elevado. De hecho, la efectividad es la capacidad de medir sus palabras y hechos. ¿Cómo podemos exigir algo de alguien, si no sabemos evaluar? Evaluando, estamos utilizando una medida. Y sólo operando con la medida, somos capaces no sólo de expresar la eficacia, pero también de escucharla.

La tarea del hombre no es provocar emoción en el otro, sino revelar su sentimiento, darle la oportunidad de cambiar de las sensaciones pasajeras a las experiencias profundas. Debemos ser capaces de vivir cada día de la vida como un acto pleno. Eso significa tener una figura completada y a partir de eso se puede crear. Representarse a sí mismo es difícil, requiere una expresión y para la expresión se requiere una fuerza interior. Sin ella, no sólo es imposible construir un espacio propio, sino tampoco expresarlo.

En realidad, la capacidad de situarse en la vida es una tarea no menos importante. El proceso de conectar su espacio con el espacio exterior ya es un Arte real. No importa qué estamos considerando aquí: la escuela, el teatro, la familia o el trabajo. Todo esto debe ser comprensible y apto para ser enseñado. Este es el Arte de aprender y es en lo que se expresa toda la fuerza de Meyerhold. No importa quién, cómo y por qué le entiende. Yo le entiendo precisamente de esta manera.

Lo importante es, si uno se da cuenta de que no se puede aprender nada sin la capacidad de aprender. Pero, ¿cómo uno puede expresarse, sin desarrollar el sentido de equilibrio? El equilibrio es el apoyo para las acciones siguientes, es la casa donde siempre se puede volver en caso de desviación a una u otra dirección. La tarea más importante del hombre es no reaccionar a sí mismo, sino expresarse. Al reaccionar a nosotros mismos, estamos desarrollando una reacción también a los demás. No sólo nos separamos de nosotros, sino también empezamos a molestar a los demás.

Por supuesto, es muy importante no romper la conexión consigo mismo, pero además, debemos revelarla. Tomemos los tres principios más importantes de Meyerhold: el intento, la realización y la reacción. Todos ellos tienen un mismo origen: en fin de cuentas, ¿es capaz la persona o no de cambiar su tensión, tono, excitación? En esto consiste la grandeza de Meyerhold, en el hecho que, en realidad, él enseñaba una sola y más importante cosa, la capacidad de aprender.

Es muy importante para el Profesor y el Maestro, no cerrar el Camino de sus estudiantes, constituyéndose la “verdad última”. Sólo piénsenlo: él pone el estado de vivencia, sobre el “yo” personal, la belleza, la posición social y el bienestar. Es decir, a todos según sus capacidades, pero con la comprensión de qué los limita y qué los desarrolla.

En general, no debemos menospreciar nuestras vidas, sino ser capaz de usarla. Esto es importante, porque entonces no vamos a menospreciar la vida de los demás. La capacidad de admirar a los demás, es la capacidad de encontrar algo correcto para sí, mientras que la reacción y el menosprecio al resto del mundo, es cultivar estas cualidades en sí mismo.

El actor para Meyerhold, es, ante todo, una persona que sabe cómo desarrollarse y situarse en el espacio, que es un esfuerzo mental muy importante, que permite utilizar en la vida “la escuadra y la regla graduada”.

Para concluir, quisiera señalar las ideas más importantes en el Arte del Aprendizaje, creadas por Meyerhold:

  • Si pones en marcha cualquier parte de tu cuerpo, debes sentir todo el cuerpo.
  • En cualquier acción debe haber una claridad, debe evitar el desenfoque.
  • Hay que entender qué es la abstracción de la consciencia y cómo evitarla.
  • En cada construcción hay un Método, que debe ser aprendido.
  • Hay que ser capaz de pasar de una tarea a otra.
  • Es importante entender no sólo la tarea, sino también el proceso de transición.
  • El Intento no debe pasar los límites del equilibrio, entonces es que se logra el resultado.
  • Todos los movimientos deben tener orientación.
  • La capacidad de no perder a sí mismo en la multitud.
  • Cualquier movimiento, posición, sonido debe ser organizado.
  • Tanto en las acciones, como en el espacio, no debe haber naderías.
  • El ritmo y la acción no deben romper el espacio interno, si no, la persona empieza a tomar cosas del exterior.
  • Cada Arte debe ser organizado.
  • La condición física debe ser regulada, de lo contrario creará problemas del estado mental.
  • La condición física obedece a la comprensión mental de lo que es y lo que debería ser la construcción de ésta.
  • Cada movimiento, cada acción debe ser una condición de transición a otro.

Preguntas


Sólo usuarios registrados pueden postear preguntas. Iniciar sesión.

Para registrarse click aquí..



Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen

277
Imprimir
top
Notice: Undefined index: GetCode in /home/olegcherne/public_html/common/descriptor_parser.inc.php(191) : eval()'d code on line 5