James Clerk Maxwell

James Clerk Maxwell (1831-1879) es una figura destacada de la Ilustración escocesa, que hizo mucho por la actualización de la herencia de los celtas, que interactuaban con el espacio desde la perspectiva del color y la luz. Maxwell hizo una contribución inestimable a la comprensión de las culturas antiguas. Además, su trabajo en la electrodinámica es la base de las enseñanzas del desarrollo y gestión de la conciencia humana por medio de las ondas electromagnéticas.

Maxwell ha creado un supremo sistema de la teoría de la luz, que se adelantó en su momento y aún hoy en día, supera la capacidad del hombre para experimentar el color. Él demostró científicamente la importancia de la comprensión de precisamente ocho características de frecuencia del color, que definen las capacidades de nuestra conciencia. Es especialmente importante tener en cuenta su estudio del octavo color, el blanco, al que él mostró cómo una figura compuesta de las características de frecuencia de los colores rojo, verde y púrpura. Esto significa que los tres colores que definen las características de frecuencia más baja, más alta y media, forman el color blanco.

De hecho, él creó una gran teoría de la Geometría del color, que no fue aplicada por la sociedad para el desarrollo del ser humano y en vez de eso pasó al plano científico, en el trabajo con diferentes vibraciones de frecuencia. Pero el color blanco es, de hecho, un triángulo isósceles con un centro de rotación (que es el punto de fusión de los tres colores). Del mismo modo funciona y nuestro cuerpo, si lo entendemos como un triángulo (pero sólo si lo entendemos como un triángulo). Si llegamos a crear en el cuerpo, un semejante punto de fusión, podremos obtener las características de frecuencia superiores relacionadas con el color blanco. Esto no es sólo un efecto electromagnético, sino la posibilidad de existencia para nuestro espíritu.

De esta manera cambiamos el comportamiento de los enlaces moleculares dentro de nuestro cuerpo y podemos oponernos al campo magnético. Pero lo más importante es que Maxwell mostró la progresividad de este movimiento, es decir, el crecimiento, que puede comprobar a la infinidad del desarrollo de nuestro cuerpo y mente. Y la conocida regla del sacacorchos, que estamos estudiando, técnicamente lleva una comprensión conceptual muy diferente.

Por desgracia, el gran conocimiento de Maxwell todavía se enseña y se interpreta incorrectamente. Y lo que se enseña aquí es la posibilidad de comprensión, o más bien, la percepción de la condición física del eje como un órgano que está dotado de características eléctricas con una frecuencia especial.

La presencia de este eje permite que una persona cambie todas sus características energéticas, para crear un "trompo" interno que, por cierto, Maxwell demostró no sólo a través de su teoría de los colores, sino también con el experimento de tirar a un gato (su capacidad para aterrizar en cuatro patas).

Pero ¿por qué el color es tan importante para nosotros en este sentido? Debido a que la reacción al color en el cerebro ha eclipsado a todas las otras reacciones en nuestro cuerpo. Al no haber aprendido a percibir el color y reaccionar a él, todavía dependemos de esta reacción y ella estará interfiriendo con el resto de las percepciones. El Color es la base de nuestra visión y la visión es la base de nuestro espíritu, es decir, el espíritu humano se nutre en el primer lugar por el color. Lo más importante es comprender a los tres colores: rojo, verde y violeta (azul).

Claramente, Maxwell no se profundizó en lo que había revelado, pero es importante que lo señalara, ya que aquí están los pilares de la educación y el desarrollo de la calidad de la percepción humana. Hagamos lo que hagamos, dependemos del color y en el lugar en el que vivimos y en la ropa que llevamos. E incluso en los alimentos que comemos. Se trata de un verdadero sistema, que tiene sus propios atributos físicos y fuerza correspondiente. Así que este gran escoses no sólo dio al mundo las claves para el conocimiento de la naturaleza, sino también explicó la idea del tartán (los colores de las células del tejido en las familias y las organizaciones de Escocia), el principio de los clanes de Escocia, donde se oculta la combinación el desarrollo del clan. El tartán es una fórmula que tiene su propia frecuencia.

Y bien, a partir de aquí, al desarrollar la idea de la refracción del color, podemos acercarnos a la naturaleza de la existencia del cristal, donde el color y la luz determinan la composición cuantitativa y cualitativa de las ondas electromagnéticas de cada uno de los cristales de acuerdo con su propia estructura.

 

Preguntas


Sólo usuarios registrados pueden postear preguntas. Iniciar sesión.

Para registrarse click aquí..



Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen

263
Imprimir
top
Notice: Undefined index: GetCode in /home/olegcherne/public_html/common/descriptor_parser.inc.php(191) : eval()'d code on line 5