Pintura Integral

La Pintura Integral es una tendencia que posee profundas raíces que se extienden desde los tiempos del Antiguo Egipto, donde se creó el Código secreto de interacción con el espacio. Con el paso del tiempo, se simplificó hasta llegar a la comprensión que nosotros hoy en día llamamos “alfabeto”. En la actualidad, es muy difícil encontrar este Código en una versión más o menos conservada, como por ejemplo, en los Navajo. De hecho, la gente cambió de dirección, desarrollando la visión de volumen del espacio, lo cual se conservó subconscientemente sólo en los textos jeroglíficos.

La Pintura Integral son los códigos del espacio, los que en la actualidad son restaurados e introducidos por Elena Vrublevskaya. De hecho, ella reconstruye la tendencia más antigua de interacción con el espacio que permitía a la gente antigua permanecer en las sintonizaciones supremas y al mismo tiempo en el esfuerzo de la tensión y en las vivencias.

Hoy en día podemos hablar de la creación de la nueva (y al mismo tiempo el renacimiento de la bien olvidada) tendencia: la integración en un espacio que se percibe en la actualidad más bien desde la posición de la pintura.

Tendencia Cristalina de la Pintura Integral

Es la comprensión suprema del Código Secreto, relacionada con la tensión, que el ser humano llega a conocer al interactuar con el espacio. Estas tensiones no son caóticas, sino que se forman por el esfuerzo de la medida en la que vivimos, puesto que nuestro espacio es tridimensional y tiene la cualidad de una espiral estable.

De esta manera, la espiral determina qué cantidad de esfuerzos es necesaria para la obtención de una vuelta. En total la espiral tiene 12 vueltas. Cada esfuerzo es igual a 12 grados, es decir la graduación de matriz de la Pintura Cristalina es igual a 12. Luego puede variar según las tareas del uso de la matriz.

Tendencia Energética de la Pintura Cristalina

Esta tendencia está representada por la obra de los movimientos esotéricos basados en la conexión con fuerzas conscientes supremas. Hoy en día, tal tendencia se muestra en corrientes como el channeling, donde a través de ciertos tipos de energía se establecen determinadas sintonizaciones.

En realidad, es la vida y la descripción de una célula cristalina de matriz, que posee la ley de las nueve transformaciones. Es decir, cualquier tipo de cristal, por muy alta calidad que posea, de todos modos se inscribe en la figura perfecta del espacio: la esfera. Ella es la que determina el volumen de la carga energética que él puede expresar.

La cantidad máxima de figuras perfectas en la esfera es nueve. Esto es la divisibilidad según el indicio energético. Esta esfera persiste también en la idea de los líquidos y todo lo relacionado con ellos. El ser humano también es su representante directo. De esta manera, en el líquido Energético Integral existen nueve direcciones, cada una de las que explica el surgimiento de cierto tipo de tensión.

Pintura del Jardín Paradisíaco

Esta tendencia muy importante en la pintura, está relacionada, de hecho, con su respiración o, dicho de otra manera, con su aroma. La Pintura Integral es tridimensional y lo único que podemos fijar en el espacio tridimensional, es el aroma. Podemos decir, que toda esta Pintura pasa a través del prisma de la formación del aroma, o la respiración, cuya base es el Árbol del Mundo, o el árbol en general. Es aquello a lo que estaban dedicados los celtas, describiendo el espacio.

Es decir, llegamos a la comprensión de la Medida o la espiral, que en un esfuerzo único de enrollamiento no puede tener más de siete vueltas. Éste es el algoritmo del desenrollamiento de nuestro espacio. Se trata de los indicadores temporales de nuestras vibraciones que están correlacionados con los siete tipos de vivencias, cuya cumbre es el estado de bienaventuranza suprema, o el estado del Paraíso. Por esto, esta tendencia de la Pintura Integral puede ser llamada la Pintura del Jardín Paradisíaco.

Pintura Integral de Templo

Esta tendencia se determina por las leyes de las cinco figuras perfectas. Ella nos da la posibilidad de dedicarnos a la construcción y no simplemente representar ciertas tendencias a través de las sintonizaciones.

El conocimiento de la Pintura Integral de Templo, de hecho, establece el concepto del Maestro y además explica por qué tenemos que dedicarnos a ella. O sea, éste es un camino de perfeccionamiento, que nos lleva al conocimiento de la construcción del templo, de arquitectura y en general de todo lo que ha determinado la actitud del ser humano hacia el espacio, su mejora o salvación.

Pintura Integral Única

La Pintura Integral Única es el perfeccionamiento de nuestras sintonizaciones. En este caso, lo más importante es sintonizarse con el trabajo y evitar las distracciones. Es un aspecto alquímico y hasta cierto grado está ligado al proceso y no al conocimiento. O sea, aquí es más importante el proceso de la creación que su resultado.

 

4337
top