BELLEZA

La belleza es un concepto bastante relativo, proveniente de los criterios externos de la comprensión de la sociedad, su modelo estético o la reacción del individuo concreto al placer provocado por lo que ha visto. La belleza desde hace ya mucho tiempo se ha convertido en formato que se impone o al que se acostumbra, sin embargo ella tiene su profundidad, lo que atrae a la persona a la percepción del imagen o los imágenes que le gustan.

Para unos, la belleza es un placer sensual, para otros, cierto formato de la idea de la existencia, para terceros, como ya hemos dicho, es un reflejo generado bajo la influencia de alguien o algo y además hay gente para la que es un tipo de escala de medición de las cualidades de una persona. Y aunque el último grupo de gente debe ser capaz de percibir la belleza y no reaccionar condicionalmente a ella, es el más importante en su comprensión. En realidad, al haber comprendido la belleza, podemos cultivarla.

Es imposible aplicar la belleza a algún lugar, ya que tarde o temprano dejará de ser percibida como tal. Hay que saber interactuar con ella. Pero antes de dar cualquier tipo de definición a este concepto, de hecho, hay que aprender a escuchar la belleza. Es que, una cosa es representar la belleza y otra cosa diferente es ser capaz de ajustarse a ella. El ajuste a la belleza, de hecho, es la estética que nos da cierta certeza transcendental en nuestro comportamiento. Es decir, la belleza es un tipo de energía que provoca la reacción de satisfacción.

Hablando de la belleza, en primer lugar hablamos de un deleite sensual. La única pregunta es de qué cosa, en realidad, fue provocada. En realidad, a menudo la belleza es nuestro deseo multiplicado por la imaginación. Todo el mundo quiere vivir en la belleza o cerca de la belleza y a menudo da por real lo deseado.

Frecuentemente podemos ver la siguiente pregunta: “¿Por qué esta chica guapa ha escogido tal monstruo?” o al revés. Sin poder ver la energía de la belleza verdadera, nunca podremos dar respuesta a esta pregunta. La belleza es un recipiente y si está vacío, entonces cualquier representación externa será engañosa. Podemos decir que nos gusta alquilen, pero ¿qué pasa si este alguien es estúpido?


Puede conocer la versión completa del material en el Artículo “
Belleza” y en el libro “La Perfecta”.  

 

959
top