Éxtasis

La Éxtasis es un estado que se forma a través de la asimilación de las vivencias superiores, la excitación. El Éxtasis está caracterizado por la condición de permanecer y controlar el estado de arrobamiento inducido por los procesos fisiológicos, energéticos y mentales. Este es un estado específico de la vivencia, que podemos llamar una sensación de arrobamiento.

El Éxtasis se distingue del arrobamiento por el hecho de que, una persona al permanecer en un estado tan alto no pierde el control en la concepción de la realidad, puesto que se requiere percibir este estado y no dejarse caer en las sensaciones que provoca.

Aunque, sería más correcto llamar a este estado “tántrico”, puesto que el Éxtasis en este caso se correlaciona con el concepto de la absorción del estado y el control en su acrecentamiento. Si la consciencia pierde la claridad y el control sobre las percepciones, entonces cae en dependencia y a este estado empezamos a llamar “arrobamiento”. El Éxtasis ya permite no perder la individualidad de la persona y en esto consiste su valor.

De esta manera, el éxtasis es no simplemente un estado, sino que es un proceso de regulación, lo que no permite a la persona perder el control sobre sí mismo y al mismo tiempo le da la posibilidad de experimentar altos estados.

El arrobamiento es un estado próximo a la pérdida de sí mismo e incluso de cierta enfermedad mental: el Éxtasis es un esfuerzo generado de la consciencia en el que no se admite la pérdida de la personalidad, o sea la persona se limita en el estado del arrobamiento.


Puede conocer el tema del Éxtasis en el libro “La Perfecta” y en el libro El Camino de la Mujer.

EL CUERPO TAO DE LA MUJER

674
top