El Cuerpo Taoísta

La idea del Cuerpo Taoísta es bastante conceptual y no corresponde con la percepción primaria del hombre en la actualidad. El Cuerpo Taoísta es forma que representa algo o en la que se inscribe algo y aquí es importante, en primer lugar, comprender la forma y los vínculos del cuerpo. Esto lleva a la importante percepción de nuestro cuerpo como un cuerpo que posee apoyo interno.

El Cuerpo Taoísta es un cuerpo que se desarrolla, es decir puede ser cambiado, modificado y transformado. Todo esto distingue el Cuerpo Taoísta del resto de los cuerpos, por ejemplo el Africano e incluso Budista.

Por supuesto en la naturaleza existen muchos procesos que podemos llamar desarrollo, pero ellos poseen en su base un carácter natural, que no implica el uso de un esfuerzo adicional que debe ser construido, a este esfuerzo adicional nos orienta el Cuerpo Taoísta.

El cuerpo humano es en realidad el objeto más particular en nuestra naturaleza: éste puede introducir cambios en los procesos naturales del desarrollo, molestando o ayudando a sí mismo. Eso se debe a la habilidad del ser humano de hacer un esfuerzo adicional a través del tipo de energía capaz de producirse sólo en su cuerpo. En otras palabras, tenemos un cierto volumen de energía para cada periodo de nuestra vida. Y, como regla general, el hombre común y corriente la quema rápidamente. Pero, ¡si somos capaces de destruir los procesos del desarrollo, eso significa que también deberíamos poder mejorarlos!

Lo más importante en este caso es que el ser humano, de hecho, ha sentado un precedente extraordinario en a Tierra: la situación de cambiar algo en un orden indicado por la naturaleza. Tanto el nuestro cuerpo, como nosotros mismos tenemos cierta forma que puede generar un esfuerzo adicional.

Puede leer la completa versión del material en el artículo El Cuerpo Taoísta.

 

2588
top