Señores de las Islas

El Reino Unido es un país compuesto por islas. Cada isla genera una energía específica, lo cual está relacionado con la interacción de la tierra con el agua que la rodea.

Los celtas creían que precisamente esta característica de las islas, más las condiciones de su ubicación, crearon la posibilidad de la generación de la energía del primer ser humano. Según lo que dice la mitología de Escocia, un lugar así era el lago Loch Finlaggan. Desde el siglo XII al XVI, en las islas de este lago se ubicaba la residencia del clan MacDonald, cuyos representantes fueron llamados los Señores de las Islas (Lords of Isles). El lago Finlaggan era usado por la gente desde hacía mucho tiempo, lo que muestra su peculiar significado. En tiempos pasados, éste fue un lugar de encuentros: primero, de los caudillos de los celtas, y después, de los reyes de Francia, Escocia, Inglaterra.

Tampoco es de menor interés la isla que se correlacionaba con el proceso de iniciación: la Isla de la Ley. Para la gente que va a esta isla, incluso una sola vez, Islay se convierte en un lugar especial. La peculiar energía de la zona inicia a las personas, fortaleciendo sus cualidades energéticas y psicológicas. El nombre de este lugar, según una de las versiones, proviene del vocablo I-lagh (gaélico), que significa “la Isla de la Ley” y, según otra, está relacionado con la princesa danesa cuyo nombre es Lula.

Las leyendas acerca de la isla narran de transformaciones que pueden ser alcanzadas en este lugar, puesto que incluso las rocas y la tierra toman formas increíblemente vivas. Pero no es tan extraño el hecho de que los Fir Bolg, que llegaron de España (Íberos), en su búsqueda de lugares, encontraran en esta isla el espacio más oportuno para realizar el proceso de iniciación relacionado con diferentes transformaciones. No obstante, un particular interés hacia la isla Islay mostraron también los fianna, siguiendo los pasos de los Fir Bolg y los Tuatha Dé Danann. Estos son, de hecho, los primeros habitantes reales que vivieron en la tierra de Irlanda y Escocia con los que están relacionadas una gran cantidad de historias maravillosas. Se cree que, en la busca de las leyes del logro de la Inmortalidad, ellos vivían toda su vida desde la posición del lugar y la acción. Y la isla Islay fue visitada no por cualquiera, sino que por el mismo Fionn, hijo de Chumanl.

¿No saben quién es Fionn? ¿No conocen la gruta de Fingal en Staffa, la escalera de Fingal en Argyll, el sillón de Fingal en la isla de Skye? ¡No pasa nada! Todos nosotros tenemos la posibilidad de obtener la sabiduría que poseía Fionn, comiendo el salmón sagrado. ¿Qué les sorprende? ¡Esta es la verdad! Y aunque los acontecimientos básicos relacionados con Fionn sucedieron en la isla Skye, él prefería trabajar en el dominio de sus conocimientos justamente en la isla Islay.

Según las leyendas, esta isla también se asocia con el lugar donde Fionn abandonó la tierra, y se fue a Tir na nÓg (gaélico), la Tierra de la juventud eterna, cuyo pasaje hacia ella se encuentra en la misma isla. Y se supone que este lugar se sitúa cerca de la zona donde hoy en día está posicionada la destilería Port Ellen…

Es interesante, por supuesto, entender por qué en la mayoría de los lugares donde en la actualidad hay destilerías, antes eran zonas relacionadas con varios Santos. Por ejemplo Santo Lollaran con la destilería “Bruichladdich”, Santa Marie con la destilería “Lagavulin”, Santo Naughton, con la destilería “Port Ellen”. Además Bowmore, el lugar del encuentro entre todos los santos y ¡se pueden dar un montón de otros ejemplos! ¡Y un solo lugar está relacionado con un acontecimiento bíblico real relacionado con los Santos! La respuesta a esta pregunta se revela en dos leyendas interesantes.

La primera está relacionada con el hecho de que en la isla (otra vez en la zona de la destilería Port Ellen), fue encontrada la Piedra del Destino, ¡semejante a la legendaria Piedra de Scone! Aquí puede haber dos variantes: o ésta es una pieza del principal santuario escocés o tales piedras pueden ser varias. Esto significa que la permanencia de los reyes en esta isla podría ser de raíces mucho más profundas y místicas, las cuales los relacionaban con este lugar.

La segunda leyenda se refiere a la Cueva del whisky. Esta comprueba la teoría de que los celtas conocían el proceso de destilación mucho antes de su descubrimiento en Europa Medieval y que lo hacían en cuevas especiales.

En la isla existe una cueva con la que suelen asociar el Sonido Original, el surgimiento de la vida y la producción del agua viva, o sea, del whisky. La leyenda narra como en esta agua cayó herido un habitante de esta isla y mientras estaba tumbado dentro, en su boca entró algún tipo de líquido que le curó… ¿Pero, cómo se puede destilar el alcohol sin el destilador? ¡Es interesante de verdad! Pero aquí, sin la Meditación del Whisky no pasará nada y hasta entonces…

Y luego, según el cuadrado mágico de los celtas, debemos ir a las islas sagradas Mull y Iona. Un montón de diversas historias místicas nos cuentan de estos lugares. Unas están relacionadas estrechamente con el nombre de San Colomba, con la orden de Iona que, de hecho, estuvo formada por los Caballeros Templarios y estaba relacionada también con distintas leyendas druidas. Durante mucho tiempo llamaron a la isla Mull, “la isla de los druidas”. Además de todo esto, es interesante entender quién tuvo y realizó la idea de los increíbles vitrales que no eran típicos en absoluto para la tradición de la teología cristiana ordinaria. Y, ¿por qué fueron puestos en la iglesia cristiana Kilmore (Kilmore Church) justo en la isla escocesa Mull?

Una iglesia más, la iglesia del Tejo (Church of the Yew), expresa el concepto acerca de la adoración particular del Aroma de la regeneración. Muchas historias asocian la isla Iona también con hadas y elfos. Además de esto, existen versiones que dicen que, en su tiempo, María Magdalena y Jesucristo visitaron la isla. En general, la particularidad de este espacio está enclavada no sólo en mitos y leyendas, sino también en evidencias materiales que, en realidad, plantean muchas preguntas ante la humanidad: ¿quiénes eran los celtas, quiénes eran aquellos Caballeros Templarios y aquellos cristianos que vivieron en aquellas épocas?

Muchas de las piedras se asocian con el legendario Fionn y de noche vuelven a la vida algunas de las piedras más misteriosas de la isla: las Piedras Negras o las Piedras del Santo Iona.

En general, podemos hablar un sinfín acerca de las historias místicas de las islas Mull y Iona. Ellas toman un lugar particular en el laberinto místico de los conocimientos de los celtas y, al dominarlos, a la gente se le revela la Visión Verdadera; y luego ya le espera la Isla de los Clarividentes.

En efecto, existen personajes de mitos y leyendas a los que, probablemente, es mejor comprender en la isla Skye. Éste, de verdad, es un lugar mágico. Skye es la isla de la clarividencia. Durante la antigüedad, ella guarda en sí muchos secretos. En su tierra están situados tres de los templos más importantes para la historia y la cultura celta.

El primero es El Castillo de Dunvegan, un lugar real y muy tangible precisamente, donde se entrelazan historias acerca de fabulosas hadas y cruzados reales. El segundo castillo es el castillo de la famosa guerrera druidesa Skatsha, donde Cuchulain dominó los conocimientos de la alquimia celta. Precisamente ella le dio la famosa lanza Gae Bolg.

Y, el tercer castillo es Talisker. Es un castillo muy difícil de ver de inmediato, sin embargo, hasta hoy en día, siguen viviendo dentro de él los maravillosos habitantes de la isla y no sólo de la isla.

Cuando se pone el sol, en la isla Skye empiezan a suceder cosas mágicas. Por ejemplo, las Piedras sagradas empiezan a irradiar energía. En la antigüedad, los sacerdotes y los presbíteros la utilizaban para entrar en trance. No obstante, todas las Piedras en la isla son extraordinarias y se dividen en piedras del sol naciente y del sol poniente.

Pero, por supuesto, es su decisión si creen en esto o no. Lo que podemos creer con seguridad es que la Isla de las Visiones es la patria de la gaita. Muchas historias y leyendas asocian este instrumento musical con la isla Skye.

Generalmente, cada persona que puede, y tiene la suerte de ir a esta isla de las maravillas, pasará a través de una verdadera ceremonia de iniciación en la Alquimia Celta. Aquí uno puede pensar en cualquier deseo y lo más extraño es que se cumplirá. Desde luego, si no son fantasías.

No obstante, a pesar de todas las particularidades y valores de esta isla, todavía sigue siendo “una de las…”. Todo está manejado por el centro del laberinto, el lugar donde se reúnen los dioses, llamado Galanish.

La Isla de Lewis es una encrucijada peculiar. Estando en esta isla, nosotros automáticamente nos convertimos en parte de las leyes y rituales de los celtas antiguos, sin tomar en consideración el hecho de que su historia posee profundas raíces que se extienden desde la antigüedad. En este lugar la gente se encuentra con el Gran Conocimiento de los enlaces, escondidos en las leyes de los cambios visibles e invisibles, en las leyes del desarrollo del espacio. Y aquí, en principio, podríamos cerrar el esquema del laberinto escocés (existen, además, el irlandés, el galés y el bretón), si no fuera por la Isla de las Mujeres: las Orcadas…

Es imposible ignorar este espacio misterioso, que se asocia con la energía femenina. Este lugar parece adornado por la mano cuidadosa de la dueña. Aquí el tiempo se detiene y el Cielo se funde con la Tierra. El camino en la Isla de las Mujeres de verdad es misterioso, como si estuviera cubierta con diferentes vestimentas del ropero de la deidad Dana (Danu).

Sin embargo, para descifrar y explicar los conocimientos secretos que poseían las mujeres antiguas, no es obligatorio visitar esta isla, basta sólo con gozar de la bebida de las hadas: ale de brezo. No obstante, debemos saber algunas cosas acerca de esta tierra.

La Isla de las Mujeres es un lugar que hasta hoy en día guarda su enigma y lleva en sí muchos secretos, como por ejemplo el laberinto subterráneo Mine Howe (creado durante el período Neolítico, es decir 4 – 2.5 mil años atrás). Este laberinto se asocia con el paso hacia el mundo subterráneo. Aquí es donde está el montículo-bóveda (también desde el Neolítico), un lugar de ritual relacionado con el paso del espíritu de la persona con el apoyo del Águila.

La Isla de las Mujeres también es una zona donde fueron usados por primera vez los así llamados “broches”, objetos que en apariencia se asemejan al alfiler y conectan el espacio energético. Al igual que los adornos sobre el cuerpo femenino, Orcadas guarda en sí diferentes tesoros de la antigüedad.

Todas las islas mencionadas llevan la idea de la correspondencia: la correspondencia con los patrones espaciales, cuya composición general está subordinada a las condiciones de la atadura, es decir el principio ya conocido del broche.

Precisamente, fueron los celtas los primeros en describir al alfiler como un objeto mágico. En el lenguaje antiguo de los druidas y los bardos, la palabra “broche” (dun) tiene una docena de significados distintos, cuya raíz común lo determina como “una condición que ayuda a conservar lo que tenemos o a generar algo nuevo”.

Las construcciones de piedra, igual que los alfileres tienen una determinada estructura de elaboración y ligadura, lo que los permite cumplir con las tareas de la construcción sagrada.

Precisamente la particularidad de la construcción de estas obras permite a la energía del espacio “conectarse” y “ligarse”, formando un determinado “nudo”. De esta manera, si dentro de cada isla se transforma la energía, lleva la idea del broche, el Verdadero Señor de las Islas.

 

18 marzo 2014

Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen


201 |
| Ritual
Etiquetas:

Imprimir
top