El Bálsamo para la piel

Piel

La piel es uno de los sistemas más importantes del cuerpo humano, cuyas funciones dependen de la respiración interna (a través de los pulmones) y externa (a través de los receptores de la piel y las glándulas exocrinas). De la calidad del trabajo de los receptores depende la nutrición, tanto de la piel, como de todo el cuerpo a través de la piel, con el espacio en el que estamos.

Un indicador de esto es la diferente sensibilidad, tactilidad de la gente. La reducción de la tactilidad es causada por la incapacidad de la piel de generar energía, que tarde o temprano causa enfermedades relacionadas con la piel. El sistema dérmico se desarrolla hasta los 32 años. Cinco años más o menos, dependiendo de la calidad del medio ambiente y la capacidad o incapacidad de uno de mantener el intercambio de la energía interna. Especialmente en la edad madura, cuando la sangre deja de saturar la piel o de lo contrario, la satura en exceso, la piel está en un estrés severo. A todo esto se añade también la influencia agresiva del medio ambiente.

Desde este momento es bueno empezar a nutrir la piel. Se puede comenzar antes, pero en este caso es mejor no más de dos o tres veces a la semana. El envejecimiento de la piel puede causar envejecimiento de la sangre y los músculos, que ya está creando no sólo un problema estético, sino también un profundo fisiológico.

En la piel hay una gran cantidad de formaciones energéticas, las que hay que ser capaz de alimentar, pero para esto es necesario entender dónde, de hecho, está la fuente de la nutrición de la piel. La nutrición interna está determinada por la comida que uno consume. Luego esto predetermina también la conexión de la piel con el sistema de los tendones. Y la cuestión más importante aquí es qué es lo que uno bebe. A través de la piel salen muchos líquidos y cuanto más baja es la calidad de los líquidos, tanto más agresivo es el ambiente que creamos para nuestra piel. Es decir, no importa qué estamos haciendo para mejorar la piel, nosotros la perjudicaremos a través de la sangre, si consumimos líquidos de mala calidad.

Nutrición de la Piel

Nada está tan desarrollado hoy en día, como la industria de la nutrición de la piel. Hay una gran variedad de perfumes, aceites, cremas y todos ellos, de un modo u otro, influyen a la piel o por contacto directo con ella, o por inhalación.

Cualesquiera cremas y aceites que sean, con sus marcas y designaciones, su acción primaria es la interacción con las células de la piel, con las glándulas de secreción externa. Con estos medios influimos a nuestra piel, mejorándola o empeorándola si usamos nutrientes incorrectos. Pero incluso si no utilizamos nada, nuestra piel absorbe unos u otros elementos del medio ambiente o del agua, al tomarnos una ducha, por ejemplo. Y cuanto más agresivo es el medio ambiente, tanto más agresiva será la influencia que ejerce sobre la piel.

La nutrición con aromas y aceites es una de las formas de nutrición más antiguas que ha conocido el hombre, en la época, cuando los aceites, de hecho, desempeñaban la función de la ducha o la bañera. Es decir, el aceite no sólo alimentaba, sino también limpiaba el cuerpo. Sin embargo, hoy en día en muchos lugares remotos y silvestres del mundo hay diferentes comunidades que siguen utilizando aceites como un medio más eficaz para la higiene. En realidad, está claro que el aceite es capaz no sólo de limpiar la piel, sino también alimentarla.

En el mundo de hoy, la piel de la gente se encuentra bajo un estrés constante, tanto del aire circundante, como del agua, que destruye la estructura de la piel. El deseo de alimentar la piel, en primer lugar de parte de las mujeres, es más bien una necesidad intuitiva que consciente. Y, por supuesto, aquí la demanda crea la oferta. Sin embargo, la incapacidad de orientarse, de entender qué y por qué usamos una u otra cosa, a menudo sólo empeora las propiedades de la piel. Para que la crema o el aceite sean eficaces, hay que observar una serie de indicadores.

El requisito indispensable de un bálsamo para la piel es el aceite

El componente básico para la nutrición puede ser sólo el aceite y nada más. ¿Por qué? Porque es un producto que puede dar al componente activo una verdadera fuerza, siempre que el aceite se extraiga de una manera apropiada. Aquí tenemos dos tipos de aceites: el natural, que no contiene impurezas y está obtenido de una manera natural y el aceite obtenido por un tratamiento sea en frío o con calor, que gracias a la tecnología moderna, permite adquirir la fuerza o esencia del aceite.

Precisamente este tipo de aceite hoy en día es el más útil y fuerte. Y, por regla general, en el mercado no encontramos más de una docena de empresas que son capaces de ofrecer el dicho aceite. Esta producción es muy cara y el dicho tipo de aceite tiene precio muy diferente del precio de los aceites naturales, que sirven bien para la limpieza o el masaje, pero no para la nutrición.

Sin embargo, lo más importante es que mezclar aceites que no tienen suficiente fuerza, significa neutralizar su efecto. Es decir, mezclar sólo aceites naturales no tiene sentido. Si queremos lograr un efecto de nutritivo, debemos mezclar los aceites con otros aceites, ya que un solo aceite tiene más un efecto tónico.

Objetividad

El principal problema de cualquier perfumista es la subjetividad cuando se apoya sólo en su gusto y experiencia personal. Hay que entender la física del aroma, sus tareas y empezar con ellas. Muchos productos de la perfumería se basan en la percepción refleja. Por ejemplo, la lavanda, que relaja la mente. Es muy peligroso cuando el aceite neutraliza la consciencia y no la alimenta. O los cítricos, que crean una asociación con el gusto, reprimiendo la percepción vibratoria primaria. Esto es muy importante para el aceite básico.

Aceite básico

El elemento más importante en la preparación de los aceites, como también su portador, es el aceite básico. Y aquí es importante reducir al mínimo su aroma y entender su significado. El aceite base no debe influir en el aceite principal o la mezcla, sino debe conservarlos. Si este aceite es para la piel, entonces se debe entender su geometría. El aceite básico no debe destruirla. Y aquí es importante usar el aceite más fuerte, en este sentido, el premio lo gana el aceite de jojoba.

Sinergia

El efecto de la combinación de aceites, de hecho, es el Arte fundamental del perfumista. En la composición del bálsamo “Afrodita”, se estudia uno de los 12 segmentos de la tensión de nuestro cuerpo, que tiene su propia fuerza, geometría y frecuencia. Todo esto se refleja en la reacción de la piel al aceite y al olor.

Es decir, la conexión debe tener una cierta fuerza mantenida en el tiempo (no menos de 2 horas) para completarse el proceso de ionización. Si el aceite no posee la fuerza suficiente, entonces es nada más complementario, es decir, crea sólo un cambio cosmético del aroma. Sin embargo, incluso si aceites de calidad se mezclan incorrectamente se puede producir una inhibición, oprimir un aceite con otro.

El Arte principal en la sinergia es entender la vibración de los aceites, con el fin de lograr no sólo su fortalecimiento, sino el fortalecimiento correctamente dirigido.

 

02 agosto 2012

Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen


964 |
| Perfumista
Etiquetas:

Imprimir
top