Código Maya

La frecuencia que fue determinada por los Maya como la capacidad suprema para la mente humana, es igual a 260 Hz. Ésta permanece en el campo de resonancia en que la energía de Sirio —la gran estrella del cielo nocturno— se conecta con la energía de la Tierra. Esto sucede el día 26 de julio. Precisamente en este día de resonancia, Sirio entra en contacto directo con el Sol (mejor dicho, con su poder Kinich Ahaw) y los habitantes de Sirio vienen a la tierra.

La característica de frecuencia más perfecta de 260 Hz es aquella que puede ser captada por nuestra consciencia. Es aquello que conoció el gran Quetzalcóatl. Es la estructura, que posteriormente la gente empezó a determinar con el concepto “dios”.

Para la gente, ésta es la última unidad del Universo donde existen cuatro dimensiones y donde se pueden determinar las características temporales y espaciales manejadas por la consciencia humana. Y a pesar de que estas características (que permanecen en los marcos de la geometría en los que vive el ser humano) también están en la misma frecuencia, en este caso alcanzan sus unidades mínimas. La característica de esta estructura es la pulsación, es decir, el ritmo. Éste es un espacio-cristal donde se cumple la acción de las estructuras geométricas tridimensionales (en particular, la estructura del cubo con la que está relacionada la consciencia humana). Y en este espacio, la mente de la gente puede alcanzar el ángulo máximo de desarrollo.

Maya han determinado que esta estructura posee 5 ángulos de torsión de la energía, que determinan los 52 posibles tipos de transformación de la energía, divididos en seis direcciones (este, sur, oeste, norte, y también cenit y nadir (o sea, central)). Cada dirección tiene su propio ángulo en relación a nadir y cenit.

Matriz Hunab Ku

Dirección oriental. 45 grados. Sincroniza. Es la dirección más importante que, de hecho, nos sintoniza con el vínculo e interacción con el Lucero de alba (Venus).

Dirección del sur. 135 grados. Crea forma. El ángulo caracteriza la apertura máxima de la energía. El ángulo máximo de desarrollo.

Dirección occidental. 225 grados. Centraliza. Ángulo que no permite a la energía desarrollarse.

Dirección del norte. 315 grados. Llena. Ángulo que cierra la dirección.

Central. 90, 180, 270 grados. Mide.

De esta manera, hemos considerado el esquema de la distribución de las vibraciones.

06 mayo 2011

Preguntar al autor


Sólo usuarios registrados pueden postear preguntas. Iniciar sesión.

Para registrarse click aquí..



603

Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen

Imprimir
top