La educación primaria como camino hacia el auto-desarrollo

El arte superior de la enseñanza – no estorbar.
Ben Chelero


La educación es la base del desarrollo mental, intelectual y físico de la persona. La educación comienza en la familia, se fortalece en la escuela y toma forma, de acuerdo con los objetivos e intereses de la persona, en los institutos de educación superior.

Si la educación superior o secundaria especializada ya puede considerarse como consecuencia de una determinada posición de enseñanza – externa (demanda) o internas (necesidad), la educación escolar puede ser correlacionada con el concepto del Camino y es el ciclo de vida, durante el cual se forman todos los sistemas físicos y mentales. A los quince años, el niño está formado y sus parámetros físicos y mentales, aunque tienen cierta volatilidad, están lo suficientemente formados. Dependiendo de las condiciones en las que vive el niño, de la carga que recibe durante los diez o más años en la escuela y también del estado de ánimo en el que está durante todo este tiempo, podemos hablar de si es una persona cabal, o con cierta deficiencia para vivir la vida. Los resultados de los informes educativos y los estudios médicos, muestran que hoy en día el 80% de los niños terminan la escuela con diversos tipos de discapacidad mental o física. Resulta que el niño sale de la escuela no como un ciudadano saludable y completo, sino cómo una especie de semi-acabado, que no tiene la capacidad de oír, de moverse, de concentrarse, lleno de información que no es hábil de manejar y ni hablar de la posibilidad de convertirla en conocimiento.

Así, en nuestros tiempos la escuela se ha convertido en una especie de modelo “Olímpico” de supervivencia, donde por cada persona completa, con una personalidad manifestada, hay cientos de almas rotas y mutiladas que se pierden en la masa de estudiantes, incluyéndose luego en las filas, cada vez mayores, de “gente perdida”. Su punto de referencia no es la calidad de su propia vida, sino las metas y los objetivos de otros, bajo cuya dependencia han entrado. Esta masa de gente común y corriente no es capaz de auto-determinarse y en consecuencia, de auto-realizarse. La autoafirmación de las personas de este grupo se basa en una forma ficticia de auto-conocimiento, cuando las emociones provocadas por el ambiente externo, son el factor que determina su calidad de vida.

La autoconciencia que no se ha desarrollado en la escuela, no se puede despertar por sí misma y en este caso el sentido y la evaluación de su propia vida se determinan por la fórmula “quiero – no quiero; estoy esperando – tengo prisa”. Las disfunciones neuro-psiquiátricas que se producen en los niños en la escuela moderna, prácticamente privan a los adolescentes de la oportunidad de deshacerse de los problemas que han adquirido en ella. Si durante mucho tiempo (un año o más) en un niño se desarrollan y fijan desórdenes fisiológicos en el desarrollo del cuerpo, problemas con la estabilidad psicológica y el pensamiento operacional (la capacidad no sólo de pensar, sino también de aplicar el pensamiento en el hábitat), se crean predisposiciones para el desarrollo de patología grave en su cuerpo (y a menudo se desarrolla, si el influjo perjudicial dura por un tiempo más largo).

Es importante entender que las anomalías patológicas a menudo toman parte de la estructura de la escolaridad, siendo un modelo completo de formación psicofisiológica infantil abusiva.

Condiciones claves que contribuyen al desarrollo de la patología en los estudiantes en la escuela:

  1. alteración de la estabilidad psicológica del profesor;
  2. capacidad funcional fisiológica reducida del profesor;
  3. la autoestima inapropiada del profesor;
  4. la falta de comprensión real del profesor de la materia, la imposibilidad de continuar desarrollándose en su campo profesional;
  5. la falta de un modelo metodológico común para toda la escuela;
  6. ubicación medio ambiental, energética y socialmente incorrecta del centro educativo;
  7. interacción entre el personal y los estudiantes incorrectamente construida;
  8. sistema de alimentación, organizada de manera incorrecta;
  9. la falta de cultura básica de higiene;
  10. la falta de plenitud estética del centro educativo;
  11. falta de atención a las peculiaridades del desarrollo de los niños, vinculados a su género, la falta de cultura de educación separada de niños y niñas, como representantes de su género;
  12. la falta de comprensión y promoción del potencial individual de cada estudiante;
  13. la falta de comunicación entre los padres y la escuela;
  14. la falta de comunicación entre la sociedad y la escuela.

Incluso la tercera parte de las condiciones anteriores es suficiente para llevar al estudiante a un estado de desarrollo inarmónico. El papel principal en este proceso, por supuesto, juega el maestro.

En la etapa actual, incluso la creación activa de escuelas privadas no es capaz de resolver el problema existente, ya que este tipo de escuelas son, más bien, una especie de negocio, que una organización educativa.

La única salida de esta situación, parece que está en la creación de un modelo educativo paralelo de medio tiempo, que no depende de una escuela o un profesor en particular. Este modelo debería crear un área adicional de responsabilidad para el maestro y permitir que el estudiante sea independiente de los patrones negativos de la escuela existente o al menos, reducir este impacto al mínimo.

Los intentos de llevar a los profesores las estadísticas que describen el impacto negativo del sistema educativo moderno sobre la salud de los estudiantes, no traen ningún resultado y no resuelven los problemas, a veces, por el contrario, los aumentan, creando una apariencia de solución. Hasta que no se crea un modelo práctico y no se le dé un lanzamiento real, vamos a seguir destruyendo los niños con los métodos actuales de educación, cuya práctica obviamente ya no tiene sentido.

Ciertamente, a través de un único acto de calidad no se resolverán todos los problemas. No se pueden crear en un instante ni una nueva estructura de escuela, ni calificar a los maestros y ofrecerles unas condiciones de vida dignas, tampoco los procesos diferenciados de educación de alta calidad en cada escuela.

Los estudiantes están en un entorno, que con razón se puede llamar agresivo. Este ejerce en ellos no sólo una influencia obvia (por ejemplo, agresividad en la calle), pero a menudo tiene carácter encubierto (por ejemplo, los problemas ecológicos). Todas estas formas obvias y encubiertas de influencia, forman en el niño una actitud irresponsable a relación de todo lo que le rodea. Y si se añaden las condiciones adversas de su estancia en la familia, el alcoholismo, las drogas, etc., entonces la situación puede parecer desesperante.

Hoy, por supuesto, es difícil encontrar una solución completa al problema, hasta que, por lo menos, no se construya un modelo nuevo de formación de los profesores. Sin embargo, se pueden encontrar maneras de resolver estos problemas de manera preventiva – deshacerse de muchas de las acciones y elementos innecesarios del sistema existente.

¿Cuáles son las diferencias principales entre el modelo actual de desarrollo del niño y el que puede llegar a ser una alternativa?

La vinculación clara entre los conceptos del desarrollo físico, mental e intelectual, y su aplicación en la educación. Aquí es inherente el arte de la actitud de desarrollo simultaneo de todas las funciones hacía cualquier proceso, en el que la persona participa. Si, por ejemplo, el niño participa en un tipo de trabajo intelectual, es importante desarrollar la capacidad de conservar la respiración y mantener la posición correcta del cuerpo para que la energía pueda nutrir el cerebro cualitativamente. Si un niño está involucrado en una acción física, entonces es importante estar consciente del movimiento. En la escuela primaria, cuando la conciencia aún no está preparada, de apoyo se pueden usar el ritmo y la música.

Preservación de los recursos internos (en lugar de quemarlos), lo cual es la base del desarrollo, de acuerdo con la naturaleza de todos los órganos y partes del cuerpo. Cada persona en su desarrollo pasa por ciertos períodos, durante los cuales se forma una u otra parte del cuerpo o aspecto de la conciencia. La comprensión de estos periodos y el hábil uso de los conocimientos en la enseñanza y la educación, mejorara la calidad del proceso de desarrollo. Además, cada niño tiene su propio ritmo de desarrollo, que se debe tomar en consideración en el proceso de aprendizaje. Si se alteran los ritmos natural y personal del niño, esto conduce a la quema de su energía natural.

Desarrollo de la concentración que es la base del pensamiento. La concentración es la herramienta de manejo de la consciencia. El dominio de esta herramienta permite entender realmente la naturaleza de los fenómenos y aleja de la dependencia de la información sin sentido.

Quitar los bloqueos internos que dificultan el desarrollo del niño. Todos los niños tienen ciertos recursos internos adicionales que, por una razón u otra, están bloqueados o no manifiestos. La tarea de la formación debe ir al máximo desarrollo de las habilidades del niño a través de su revelación y la posible eliminación de los bloques de sus recursos internos.

Aumentar la productividad natural de las actividades. Al salir en un cierto ritmo de desarrollo, el niño alcanza la posibilidad de aumentar la productividad de sus actividades. En otras palabras, aquí es inherente el arte de la preservación del ritmo natural en su vinculación a alguna tarea específica.

Fortalecimiento de las funciones fisiológicas del cuerpo del niño. Al alcanzar el equilibrio general del funcionamiento de todas las partes del cuerpo del niño, se necesitará una más profunda estructuración de todos sus sistemas. Por ejemplo, el sistema músculo-tendón, que en vez del esfuerzo muscular caótico para generar fuerza muscular bruta, debe de desarrollarse sobre la base de la formación de una fuerza “inteligente” - fuerza que alimenta el cuerpo y la mente.

Desarrollo del esfuerzo interno. Esto es, tal vez, lo más importante a lo que tenemos que ir en nuestra labor: crear, en el proceso del aprendizaje, las condiciones en las que el niño va a tener todas las herramientas necesarias para su autodesarrollo, así como, y sobre todo, a despertar y formar su constante necesidad de autodesarrollo.

Crear motivación para el autodesarrollo. Este proceso supone, que el niño está consciente de hacía dónde debe esforzarse y listo para aprender el mecanismo de autodesarrollo, independientemente de la ubicación o el tipo de actividad. Se trata, prácticamente, de que la personalidad armónica, que se auto-regula, es el resultado que deberíamos tener al terminar la escuela. Aquí ya se excluye cualquier resultado negativo.

La necesidad interna para mejorar, debe tener influjo directo en el desarrollo del niño, cuando para él no hay cosas principales y secundarias, sino hay un proceso bien construido en el tiempo. Hasta que el niño no alcance la unidad en el entendimiento de que nada se puede hacer “de cualquier modo”, mal; hasta que el niño no logrará naturalidad en la actitud atenta a relación con todo, con una concentración adecuada, seguirá siendo vulnerable a una variedad de procesos internos y externos de descomposición. El niño no sólo debe estudiar y comprender la función de las emociones, el intelecto y el cuerpo físico, sino también de vincular todo esto en una visión coherente, que de manera práctica y no mítica, pudiera satisfacer su existencia en proporción con el tiempo y lo que se ha invertido en el proceso, y no a base de fantasías innecesarias, que nada más lo distraen del camino.

El papel del desarrollo espiritual en la educación

En lo anteriormente dicho, he evitado a propósito el uso del concepto de desarrollo espiritual, sustituyéndolo en algunos casos, por el desarrollo mental e intelectual. La razón es que una de las cosas más peligrosas es, sin pensar, lanzar el niño en una obra espiritual, donde puede copiar de forma automática algún modelo de comportamiento o la comprensión de este proceso. En muchos casos, esto puede llegar a una cierta forma de exaltación fanática, por ejemplo, siendo fan de un grupo particular y no a una verdadera conciencia de la importancia de los principios del desarrollo interno. La ritualización a ciegas de esta cuestión hasta la fecha, ha dado lugar a la formación rápida de oponentes “espirituales” (como sustituto del desarrollo humano normal) y en este caso, es más correcto interpretar el componente “espiritual” como intolerancia, como una forma de emoción, que incluso tiene un crecimiento más rápido, que él de la emoción asociada con el amor. Esta es la característica de la base fisiológica y energética de nuestro cuerpo.

En la actualidad, la espiritualidad se desarrolla principalmente en el nivel de ciertas representaciones visuales. Se puede describir con la fórmula muy simple “buen ánimo-estrés”, es decir, es un estado que determina principalmente una actividad emocional en lugar de intelectual. Mi punto de vista es el siguiente: hasta que el niño no cobra fuerza física, mental e intelectual, es peligroso implantar en su consciencia a su propio principio espiritual. Esto no significa que él debe ser aislado del medio cultural en el que vive o ser apartado de la fe que sigue su familia. En otras palabras, hasta que el niño no llega a dominar los valores éticos y estéticos y las normas de conducta, darle en sus manos lo que debe determinar su comportamiento futuro, significa destruir la proporcionalidad de todas las formas de su desarrollo.

Las necesidades espirituales del niño deben “madurar” en él desde adentro y no formar parte de una política de información no bien pensada, que sólo lo desviará de la comprensión seria, convirtiendo todo en un juego, a veces extremadamente peligroso, no sólo para él, sino también para la sociedad en su totalidad.

Hasta que el niño no ha desarrollado su capacidad de evaluarse adecuadamente a sí mismo y a sus acciones, su juicio será condicional, a menudo posando en favor de la sociedad que lo rodea. Y mientras más agresiva es la sociedad, tanto más rápido adopta este modo. Hoy en día, cuando el estudiante de secundaria no puede permanecer en una conducta adecuada y ni siquiera comprende en que consiste, en resultado tenemos a una persona mentalmente inestable, que puede estar influenciada (o más bien, ya está) por cualquier situación. A consecuencia, de él no se puede esperar una conducta lógica, ya que está en un constante proceso de cambio de sus juicios y conclusiones. Y aun influyendo el niño a través de formas positivas de aprendizaje (como se hace con los niños de la escuela primaria), no será más que una campaña temporal similar a, por ejemplo, asistir a un concierto, en el que se induce un estado masivo de alegría.

Aquí se puede incluir y la esfera motivacional, que confunde a la persona, inculcando en ella una falsa creencia en algo que nunca se hará realidad, ya que, al no ser capaz de “vivir en el presente”, el niño no aprenderá a “vivir en el futuro”. La evaluación integral de sí mismo no es posible sin la capacidad de vivir cualitativamente en el presente. Además, este carácter cualitativo debe lograrse en todos los niveles del desarrollo. En la situación, cuando al niño y a sus padres ni siquiera llega información alguna sobre la existencia de diferentes modelos de desarrollo, él o bien acepta lo que es más cómodo o se defiende de lo que no acepta (por causas psicofisiológicas comprendidas o no comprendidas por él).

Y claro, en las diferentes etapas del desarrollo son importantes los maestros, que para el niño son los puntos de referencia, el modelo de desarrollo, esto de hecho, hace nuestra tarea algo utópica.

Contribución de las culturas del mundo en el proceso de autodesarrollo humano.

El desarrollo humano es un arte especial, formado por los conocimientos y el medio ambiente en el que se lleva a cabo este desarrollo. Así ha sido en todos los tiempos, en todas las culturas. El desarrollo es una transformación. Si quiere, es una alquimia. Y aunque esta palabra a veces se percibe de una manera metafórica, es por medio de esta ciencia, como la gente aprendió a preparar bebidas, medicinas, piedras preciosas, participar en discusiones, etc. El desarrollo tiene muchos niveles y posibilidades, y al estudiar sus formas y métodos, debemos de consultar los conocimientos de todas las culturas y civilizaciones.

El desarrollo humano es un factor fundamental en la construcción evolutiva de la sociedad, pero sin llevar a cada persona a la capacidad y la necesidad de desarrollarse, la humanidad no puede evolucionar en su totalidad. El autodesarrollo hace que el hombre sea creativo, es decir, le da la oportunidad de desarrollarse como persona. Por lo tanto, la más perfecta que sea la educación que podemos ofrecer, en su base siempre debe haber un modelo de crecimiento personal, basado en el arte del autodesarrollo.

Para que una persona llegue a la auto-realización, no se le debe plantear la idea que alguna cultura puede ser mejor o peor que otras. Esto no sólo puede obstruir el desarrollo, ya que producirá prejuicios y diversas formas de rechazo (por ejemplo, rechazo de leer las obras de Omar Khayyam, o Marco Aurelio), sino también a la persona se le impone un punto de vista ajeno, en lugar de permitirle a desarrollar su propia comprensión. Una cultura es verdaderamente magnifica, cunado no hay necesidad de demostrar que de verdad se trata de una cultura. La capacidad de utilizar lo mejor, lo de mayor calidad, de lo creado por la humanidad, siempre ha definido el desarrollo de una nación, independientemente de su orientación cultural o espiritual. La peculiaridad del momento actual asociado con la globalización y la situación en la que los intereses nacionales están por encima de los culturales, es la tarea de crear un hombre sensato, mentalmente fuerte y físicamente desarrollado.

La base de una nación es la persona sana espiritual y moralmente. Y esto significa, que no debe tener limitaciones por ninguna doctrina (por supuesto, dentro de ciertas proporciones predeterminadas, de modo que no haya torceduras). Es importante definir un método polifacético para el desarrollo de todos los niveles del ser humano: su intelecto, mente y cuerpo físico, en vez de crear condiciones para un desarrollo inarmónico con una desviación en una u otra dirección. La sociedad es fuerte, cunado tiene una fuerte "clase media", no cuando tiene desproporciones - por un lado, un puñado de "muy inteligentes" y por otro lado, una masa de "subdesarrollados". Por un lado, un gran atleta, por otro - docenas de niños físicamente mutilados de los que nadie s, porque todo el mundo ve sólo el atleta.

La fuerte y sana "clase media" puede dar el impulso necesario para cualquier desarrollo mucho más rápido y efectivo, que la adherencia mecánica al principio de la selección masiva. La falta de comprensión de este problema pronto hará que ya no habrá a quien elegir. Hasta que las escuelas no dejan de convertir los niños en personas "listas" (oportunistas, saturados de información, pero no de conocimiento, orientados a obtener, pero no a desarrollar), y en vez de esto, comienzan a cultivar personas sabias (capaces de auto-análisis, decisiones equilibradas, que manejan el conocimiento y no sólo la información), no recibiremos ningún desarrollo espiritual y moral.

La sociedad actual no está en condiciones de evaluar la realidad de la situación en que se encuentra. Es fácil sacudirla emocionalmente, sin dejar de estar convirtiéndola no sólo en una sociedad consumista, sino en una sociedad de necesidades inferiores. La sociedad moderna ya hace tiempo está desintegrada y el problema de hoy es que ni las consignas, ni los llamamientos, ni las "historias de horror" la pueden unir, si, por supuesto, no consideramos la unión producida por el instinto de conservación, que en realidad paraliza todas sus cualidades, convirtiendo el humano en un animal. El espíritu humano necesita ser cultivado, como se ha hecho en muchas culturas y civilizaciones. Y no tenemos que dividir la cultura en nuestra y ajena. Somos ciudadanos del mismo planeta - la Tierra. Sí, nos separan características climáticas, culturales y raciales, pero es así sólo porque en la Tierra existen diferentes ritmos de vida, diferentes velocidades del pensamiento y después de todo, diferentes intereses.

¿Pero habrá una civilización que puede decir que no necesita un ciudadano con espíritu fuerte? Cada cultura es, sobre todo, un sistema basado en una percepción del hombre de sí mismo. Y aquí viene el concepto de las leyes de gobernación, es decir, si una persona no aprende a gobernarse adecuadamente a sí mismo y entender su lugar en la vida, no será posible a gobernarla, porque va tratar de evitar cualquier influencia externa y esto será un problema para el desarrollo nacional. La forma de gobierno en la que las personas obedecen ciegamente a alguien o algo, no siendo capaces de obedecer a sí mismas, es una barbaridad y no puede producir nada bueno. El gobierno no es fuerte si está respaldado por bárbaros, gente ignorante y oportunistas astutos. Sin embargo, creando a propósito un entorno para el desarrollo de estos grupos específicos, no puede contar con otros. Aunque aparezca un pequeño porcentaje de personas inteligentes, con ideas razonables, ellos nunca serán escuchados por la mayoría. La obediencia ficticia de las masas se basa en la sobrevivencia, y no en un impulso de vivir plenamente.

Cuanto mejor se utiliza el conocimiento de las otras culturas, más estable y más fuerte será la propia. Después de todo, la manifestación de la cultura del país, es el individuo quien la representa y no por ejemplo, un grupo de baile que presenta, digamos, una hermosa danza popular, pero luego todos sus integrantes van y se emborrachan hasta la inconsciencia.

Por lo tanto, en términos del desarrollo intelectual, no deberíamos tener ningún prejuicio por el estilo "nuestro - ajeno", que nos estaría bloqueando. Se debe crear mecanismo que impulsa a encontrar lo correcto y desarrollarlo. Y no importa que aspecto tenga este “correcto”, visto desde fuera. Esta es una tarea de otras estructuras que no son educativas.

Justificación del desarrollo físico

Justificar este tipo de desarrollo es tal vez lo más difícil, ya que la sociedad ha adoptado un tipo de comprensión bien arraigada, según el lema: "Más rápido, más alto, más fuerte."

Me gustaría expresar la idea subversiva, que el desarrollo físico en la sociedad moderna, no sólo no crea un pueblo espiritualmente fuerte, sino, de lo contrario, lo destruye físicamente.

Un desarrollo que no está basado en el ritmo de respiración adecuada, en el ritmo del corazón (el suministro de la sangre para todo el cuerpo), sin una concentración adecuada, conduce a hipertrofia de unas partes e hipotrofia de otras. Y si en el deporte profesional, donde unas pocas personas hacen su camino, todavía se puede llegar a cierta armonía física, cuando la combinación de trabajo de los músculos está dirigida a producir el esfuerzo típico profesional (ya sea por sus cualidades personales o por la capacidad del entrenador), detrás de las escenas permanecen los millones niños distorsionados por el desarrollo invalido, que además les esperan problemas en el futuro. Muchos, después de haber alcanzado la madurez, ni siquiera tienen la noción de que la educación física ha creado serios problemas para su salud.

Sin duda, en el marco de este estudio es bastante difícil hacer un análisis lo suficientemente objetivo. Para hacerlo, es necesario conocer las leyes del desarrollo fisiológico, las habilidades anatómicas del cuerpo y las condiciones de su aplicación, el esfuerzo aeróbico (respiración), las particularidades del desarrollo de la energía (de acuerdo con las leyes de la medicina china). Sin embargo, para muchos esto parece insuficiente y requieren la verificación experimental, que exige dedicar tiempo, esfuerzo y dinero, así como encontrar aquellos expertos independientes, que estarán dispuestos al real entendimiento de este problema, y no a "promover" su tecnología. Por lo tanto, aquí sólo quiero subrayar el hecho de que el desarrollo físico no consiste simplemente en patear la pelota, correr en el bosque y levantar pesas. Es un arte, que cultiva voluntad, disciplina, el desarrollo adecuado del cuerpo y en general, también la capacidad de utilizar adecuadamente los recursos internos y no quemar lo disponible.

Justificación del desarrollo mental

El desarrollo mental depende de muchos factores:

  • la calidad del funcionamiento del cuerpo físico (si en su funcionamiento, la energía se quema o se aumenta);
  • el tiempo invertido en el desarrollo mental (evolución progresiva o regresiva de la conciencia);
  • el hábitat (condiciones ambientales, la fuerza de los campos electromagnéticos y las radiaciones nocivas, etc.);
  • la capacidad de aprender (formación dogmática o creativa).

El desarrollo mental depende de manera directa del desarrollo intelectual y físico, y por supuesto, en primer lugar tiene que apoyarse en ellos. En las condiciones del desarrollo mental se contiene el algoritmo del autoconocimiento y por esta razón, los maestros y los padres, que empujan el niño en determinados patrones de percepción espiritual y moral, sin la formación de sus herramientas reales para entenderse a sí mismo y al mundo, asumen una considerable responsabilidad.

Les invitamos a leer también las preguntas y respuestas sobre el tema de la Educación.

03 abril 2010

Preguntar al autor


Sólo usuarios registrados pueden postear preguntas. Iniciar sesión.

Para registrarse click aquí..



587
| Instituto de Desarrollo del Ser Humano

Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen

Imprimir
top