El Yoga Africano

El Yoga Africano es la doctrina del Cuerpo Africano, donde en la base está el arte de la transformación a través del trabajo de la mente y el cuerpo con diferentes ritmos. Este arte permite conocer la profundidad de las vivencias, asociadas a nuestra naturaleza, movimientos y contenido sensorial, que tienen sus propias leyes rítmicas de existencia.

Desde tiempos muy antiguos, los africanos estudiaban la relación entre el movimiento y el ritmo, lo que les permitió aprender las profundas transformaciones interiores. Esto, de hecho, les ayudaba a mantenerse en sintonía con ciertas vibraciones de la existencia, que luego fueron clasificadas por ellos. Por lo tanto, la vida misma del africano se hizo semejante a una danza.

Pero en sí misma, la danza que para nosotros es algo familiar, se considera por los africanos como una clave para la formación de la fuerza del ser humano y de su relación con Ashe, la energía universal que llena el cosmos.

Las principales formas de desarrollo en el Yoga Africano se basan en dos parámetros principales: la capacidad de sintonizarse al ritmo y la capacidad de experimentarlo. Se puede definir también como: capacidad de escuchar, capacidad de moverse, capacidad de respirar, capacidad de sentir. Los conocimientos en el Yoga Africano se basan en el arte de la comprensión del ritmo a través de la conciencia y el cuerpo. En el Yoga Africano, conocerse a sí mismo, significa conocer a su ritmo. La cultura del “continente negro” es tan musical, que para los africanos, el cuerpo es un tipo de instrumento musical. Al mismo tiempo, en estos días, los ritmos africanos son de los más populares en el planeta. Basta recordar las corrientes musicales, que se basan en la tradición africana: Jazz, Blues, Funk, Soul, Reggae, Rap... Se pueden enumerar mucho más…

Una característica de todas las corrientes africanas es el implícito en ellas profundo sentimiento, construido sobre una gran variedad de ritmos que conducen a la empatía millones de personas. No nos podemos imaginar la cultura global moderna sin esta meditación Africana.

¿Pero, por qué “yoga”? La palabra sánscrita “yoga” hoy se ha vuelto tan popular, que en ella se contiene una gran cantidad de formas de desarrollo, representando tradiciones culturales completamente diferentes no sólo de la India. En el mundo moderno, “yoga” ya es un término genérico, con el significado de un auto-desarrollo integral del ser humano — físico, mental, energético. Además, se utiliza para muchas otras áreas, convirtiéndose en un fenómeno de la cultura global.

La palabra “yoga” tiene sus raíces en la conciencia pública como un símbolo de la libertad y el desarrollo. Por supuesto, el simbolismo convierte las formas concretas en imágenes, algo que permite interpretarlas de una manera muy liberal, hasta una cierta vaguedad, pero sin perder su misterioso encanto para el consumidor común.

Y hoy, por su popularidad, la palabra-imagen “yoga” puede abrir camino para muchos símbolos de la cultura global.

En este proceso, sin cambios se mantiene sólo la palabra, pero no su valor real. Muchas personas se sienten atraídos por su misterio, sin embargo, como mínimo, no conociendo los verdaderos objetivos del yoga clásico. Observemos sólo, que, por ejemplo, la justificación filosófica del Sankhya Yoga trata a la libertad como una condición, cuando está superado el influjo del mundo, la separación final del espíritu (Purusha) de la materia (Prakriti), la terminación de la reencarnación y esto no es nada más que la liberación del dominio del ritmo temporal y la transición al intemporal, según cuyas leyes se desarrolla la cultura africana.

En el mejor caso, hoy la conciencia pública trata el yoga como un movimiento, una forma de la vida humana, de la búsqueda de libertad interior. Y esta alternativa de la forma occidental de comprensión del desarrollo físico humano, se está convirtiendo cada vez más popular en todo el mundo tanto, que se puede señalar como una tendencia positiva mundial hacia la recuperación.

Seamos sinceros, el Yoga hoy en día es una cierta imagen que propulsa a la gente a mejorar. Sin embargo, no son muchos los que realmente conocen el significado de este concepto, de este Camino, lo que ha dado origen a ciertas especulaciones a relación con él.

En cuanto al Yoga Africano, este nombre es relativamente nuevo y se ha comenzado a utilizar por los afroamericanos para llamar la atención a la cultura africana en el proceso de creación de escuelas, donde ellos comenzaron a enseñar al Occidente el Arte de los ritmos, bailes y movimientos (en los años 70-80). A través de esto, ellos trataron de “sacar a la luz” no sólo la música o los estilos de baile, sino algo más, que está implícito en el conocimiento de las diversas culturas africanas, basado en la noción milenaria de la civilización africana sobre la medicina, la filosofía de la vida y el cuerpo.

En su forma práctica de la que fueron excluidas las acciones de culto y los rituales, a pesar de que tiene una historia milenaria, el Yoga Africano, existe como concepto desde unos 30 años. Y como sistema de conocimientos, todavía está tomando forma. Muchas corrientes derivadas de la africana, como la Samba, la Capoeira, etc., tienen el sello de lo que llamamos el Yoga Africano.

Si a alguien le gusta la música Blues y Jazz, si baila la Samba, el Tango o el Rap, él entiende que el ritmo no puede pertenecer a un país o una cultura, es un valor universal. Y la primera gente que comenzó a cultivar y aprender el ritmo, eran los africanos, ellos fueron los que crearon los primeros instrumentos musicales. Por supuesto, África está lejos de América, Europa, Asia. Lejos en casi todos los ámbitos de la vida, sin embargo, los valores humanos son universales y tratar de cualquier manera de confrontar las culturas, sólo nos aleja de la comprensión de nuestra propia cultura. Por lo tanto, el problema no está en el África, sino en nosotros.

El “Yoga Africano” es un nombre sincrético, naturalmente apto para todas las áreas de las culturas africanas, que ofrecen una variedad de sistemas de desarrollo humano. Sin embargo, cabe señalar que todas las corrientes africanas, que podrían ser descritas como sistemas de conocimiento bien establecidas, hoy en día están mezcladas con las culturas europeas e indígenas americanas, no sólo en los continentes lejanos, sino también en la propia África, probablemente a causa de un efecto semejante a un boomerang.


Recomiendo conocer con los temas presentadas en esta sección
.

 

 

 

05 septiembre 2008

Preguntar al autor


Sólo usuarios registrados pueden postear preguntas. Iniciar sesión.

Para registrarse click aquí..



686
| Cuerpo Africano

Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen

Imprimir
top