Alimentación Tantra

Питание будущего

Se trata de la Alimentación como el Arte del desarrollo, de la alimentación como algo más que simplemente te llena, sino que te desarrolla. En general, se trata de la actitud estructurada hacia la alimentación, o sea, Alimentación Tantra.

Tantra es el Arte de cambiar la tonalidad, de cambiar el estado de vibración de la persona, la transición de un tipo de vibración a otro tipo, diferente y, lo principal, la absorción de esta vibración.

La idea del Tantra se formó como resultado de la observación de diferentes estados de tensión en el cuerpo humano. Al mismo tiempo, fue obvio que los indicadores de vibración del ser humano que permanece en estado de reposo se distinguen de sus características en estado de excitación. El problema consiste en que la excitación que se refiere a ciertos tipos de tensión, se determina por procesos naturales, que a menudo tienen naturaleza temporal. Como regla, la gente no controla tal tipo de estado de excitación, al contrario, la excitación la controla que forma obstáculos serios no sólo para el desarrollo, sino que también para la conservación simple de la energía.

De hecho, Tantra llegó a ser la primera enseñanza de cómo aprender a controlar la excitación y usarla en su desarrollo. Posteriormente, este conocimiento se desarrolló considerablemente: desde los formatos básicos, cuando la gente trató de comprender y tomar bajo control ciertos estados de excitación del cuerpo, hasta el manejo de la energía de alta frecuencia. Y aquí cabe mencionar que las prácticas sexuales que gozan de gran popularidad, que suelen percibir como Tantra, son sólo uno de sus tipos, que se correlaciona con los aspectos fisiológicos de la existencia humana.

Si a uno le quedan claros dos aspectos de cualquier proceso (excitación y absorción), entonces desde la posición del Tantra, se puede abordar cualquier otro tema. En otras palabras, es un Tantra interno, que está relacionado con determinada activación del cuerpo y también externa, cuando cambiamos la vibración externa a través de ciertos indicadores externos. Existe también Tantra supremo, cuando reunificamos lo interno con lo externo.

En cuanto a esto, se debe llamar la atención a que todo el mundo hasta cierto grado es tántrico. La excitación, el deseo y el interés, que el ser humano siente hacia su alimentación, mayormente cubren lo demás. Resulta que el ser humano está permanentemente en la ideología de interacción con la comida. La cuestión consiste en cómo usar inteligentemente esto. Por ejemplo, la idea de la cultura gourmet se puede referir completamente al Tantra: la persona permanece largo tiempo en espera de la comida y luego goza del gusto. O, podemos dar otro ejemplo, cuando la persona prepara la comida, la prueba y como resultado ya no quiere comer. Esto también es Tantra.

El hecho de que la comida nos excita está bien, pero surge la pregunta: ¿reduce esta comida nuestro estado vibratorio o lo levanta y, lo principal, somos capaces de absorberlo? Tenemos excitación relacionada con la gana de comer, pero luego debemos comprender si hemos tapado, bajado nuestro estado o hemos obtenido el llenado de calidad. La mayoría de la gente simplemente amortigua a sí misma con la comida, apoyándose en la energía temporal de la quema de aquello que ha puesto en “el horno”.

Cuando uno no sabe tomar comida de alta vibración, empieza a usar la de baja vibración, resonando, por así decirlo, con el espacio circundante. En el mejor de los casos, debemos evaluar no sólo las características de frecuencia de la comida, sino que también nuestra habilidad, capacidad, de absorberla. Esta cuestión está estrechamente ligada a las formaciones energéticas, si entendemos la naturaleza de la energía en general.

La alimentación es el ejemplo más ilustrativo que demuestra las leyes del Tantra, dado que cualquier comida excita al ser humano y de alguna manera éste la absorbe. Por eso, sería más útil no percibirla desde la posición de las proteínas, grasas, vitaminas y otros, sino que tratar de comprender hasta qué grado podemos cambiar su tensión. Si permanecemos en la vibración básica, destinada al mantenimiento fisiológico del cuerpo, entonces necesitamos comida temporal. Pero si queremos subir la tonalidad personal a través de su consumo, entonces en primer plano sale, por supuesto, el concepto del volumen energético de la comida.

Podemos consumir comida y bebidas, que son energéticamente más fuertes que el lugar donde vivimos. De lo contrario, no podremos cambiar nada en nosotros y únicamente tratamos el espacio en que estamos como lo hace el hongo que depende de las leyes de su espacio y come lo que está a su lado. Y no es necesario ser hongo, sino que cacto, es decir, acumular energía para tener la posibilidad de llegar a ser energéticamente más fuerte que el espacio circundante, de lo contrario nada cambiará.

Resulta que son necesarias tecnologías diferentes, por ejemplo, la introducción a la ración de Energéticos que inician el mecanismo de absorción de los compuestos más complejos. Sin embargo, a menudo al empezar a consumir Energéticos sin cuerpo preparado (aún no sintonizado con la comida de más alta vibración), tenemos excitación sin absorción. El Tantra será peligroso si lo consideramos sólo desde la posición de la excitación, dado que simplemente llegamos a ser dependientes de éste, un error que, de hecho, muchos cometen. Apoyarse en sensaciones más confortables no significa llevarse a un estado más alto. Además, al no saber absorberlos, simplemente quemamos nuestro recurso energético.

Una vez más: ¡es muy importante hasta qué punto podemos absorber! La tarea consiste en convertir al ser humano en depósito para la conservación de la energía. Pero para aprender por sí mismo a conservarla, uno debe cambiar su naturaleza. Resulta que necesitamos comida que se absorba y al mismo tiempo active los procesos necesarios. Para hacer esto, se necesitan productos específicos que ayudarían a conservar la energía en el cuerpo y darían más posibilidad del cuerpo para absorberla. Es decir, la comida debe tener fundamento cristalino, que “empaquetaría” esta energía.

Si hablamos del Tantra como ciencia de las vibraciones, entonces precisamente la capacidad de guardar, conservar, y luego transformar, la energía es el momento fundamental. Y si somos capaces de cumplir con estas tareas a través de la alimentación, entonces podemos decir que otra vez vuelve el tiempo de los cristales, los símbolos y todo esto, que forma condiciones para la obtención del Cuerpo Integral, o Tántrico.

Independientemente de cómo practicamos o tratamos el concepto del Tantra, debemos activar nuestro cerebro, como lo hacen los monjes budistas tántricos a través de rituales, mantras, mandalas (Geometría Sagrada), visualización de deidades, etc.

De hecho, al aspirar a alcanzar estas vivencias y estados, a través de nuevas herramientas (en realidad perdidas y olvidadas desde hace mucho tiempo), a través de los cristales, aromas y símbolos vibratorios, podemos sustituir 20 años de vida en monasterios budista tántrico ¡por dos-tres años de tal tipo de trabajo!

Sin embargo, debemos comprender que la alimentación en general es todo lo que consumimos y absorbernos por afuera, donde el aspecto más importante es la respiración. Por lo tanto, la cuestión no consiste sólo en cómo y qué respiramos, sino que también cómo empaquetamos la energía de la respiración. En cuanto a esto, cabe decir que la respiración es, sobre todo, reacción del cerebro a la energía absorbida de la inhalación. Y si esto es así, entonces podemos cambiar la naturaleza de nuestra respiración con aromas integrales, que poseen potencial nutritivo más fuerte.

Parece que, queramos o no, respiramos y de alguna manera obtenemos energía, así que, ¿por qué tanto nos atrae precisamente el aroma? Todo es muy simple: cuando respiramos usamos el volumen de los pulmones y este órgano del ser humano depende de su naturaleza inicial. Se debe reconocer que hoy en día, nuestros pulmones están en mayor parte lejos de la perfección. La respiración superficial y la incapacidad de usar el volumen completo del órgano durante la respiración, lleva a que, no sólo no obtenemos la cantidad necesaria de energía, sino que además somos incapaces de absorberla. Y el cerebro, o el útero de las mujeres, implica suministro energético constante que debemos obtener con la respiración. Y aquí se aclara un momento interesante: resulta que el aroma pude conservar la energía en los pulmones y al mismo tiempo sintonizar el cerebro.

A diferencia de la respiración de aire simple, con el aroma podemos absorber cantidad de energía mucho mayor. Esto explica por qué la mujer depende tanto de los olores. Al inhalar el aroma, obtenemos fuente adicional de energía que podemos absorber por la misma medida de respiración. El uso de aromas es no sólo alimentación, sino que también protección de los procesos destructivos que a menudo el espacio nos impone.

El aroma integral verdadero (el aroma natural poseedor de fuerza) puede mantenerse dentro del cuerpo humano y absorberse energéticamente al máximo, sin hablar de que da reacción en el cerebro desarrollando las partes que están relacionados con la respiración. La respiración es esfuerzo fundamental tántrico y si hablamos de la respiración como alimentación, entonces se debe comprender que la energía de cada inhalación debe ser retenida al máximo y recién después absorbida. Incluso cuando simplemente hablamos de la comida, nuestro cerebro se nutre por su sabor y aroma. Y cuando hablamos en los marcos de tal tipo de actitud hacia el aroma, se trata de Tantra. Es decir, en la vida dependemos de dos cosas: de qué energía obtenemos y de la calidad de su absorción.De esta manera, cuando hablamos de la alimentación como de Tantra, subrayamos tres aspectos: respiración, la misma alimentación y el movimiento. La alimentación con cristales es muy útil para la regulación de la energía en movimiento, porque a fin de cuentas dependemos de la circulación de la energía en la sangre en todos los procesos en movimiento. Y, bueno, por supuesto es principal desarrollarnos en la Sintonización, formar visión dirigida para saber aclararnos los indicadores de alta vibración, que la ciencia de los símbolos nos enseña.

Recomendamos participar en



Recomendamos leer
Cuerpo Integral

Preguntas y respuestas

¿Resulta que al concebir la naturaleza de la excitación se produce su absorción? Independientemente de si es comida, aroma, aire libre, navegación o pintura o lo que sea, artículo, por ejemplo. Y, ¿es el reposo cierto tipo de tensión de determinado nivel de excitación o es otra cosa diferente? Y, ¿al mantener el reposo, observas la distracción y la alternación de excitación y reposo, alguna excitación invisible discreta y continua nos permite comprender su naturaleza?

Se debe empezar por contener la observación.

27 julio 2015

Preguntar al autor


Sólo usuarios registrados pueden postear preguntas. Iniciar sesión.

Para registrarse click aquí..



1488
| La alimentación del futuro

Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen

Imprimir
top