A-Tantra

A-Tantra es el Arte del conocimiento del Éxtasis. Es una herramienta del Éxtasis dirigida a una rápida recuperación del potencial energético del ser humano a través de la naturaleza de la vivencia extática, en la que mediante la vivencia de ciertas Artes, se enseña a la gente trabajar con su tensión y la excitación incontrolable. Por lo tanto, A-Tantra enseña al hombre a una vivencia consciente, mostrando el límite entre el Arte y la prueba.

Cualquier Arte controlado por la consciencia, puede convertirse en una práctica de A-Tantra. En la actualidad, donde la reacción y la reflexión han sustituido a los conceptos de los sentimientos y las vivencias, aun escondiéndose detrás de sus sensaciones, por regla general la gente es incapaz de comprender su naturaleza. Y antes de hundirse en su desarrollo, debe conocer las vivencias que se provocan durante la realización de ciertas técnicas y prácticas. Es importante entender que ante todo, nosotros reaccionamos a ellas que comprender realmente su esencia.

Qué es A-Tantra

A-Tantra (la letra "A" simboliza la renovación y el desarrollo), es una especie de puente para la persona, que no le permite engañarse con sus propios deseos y a los que quiere aprender a concebir y experimentarlos. En la actualidad, el cuerpo humano y su mente llegaron a ser tan técnicos que se involucran en diferentes artes, acciones o enseñanza, pero son incapaces de disfrutarlos. Hemos perdido casi completamente la comprensión de la profundidad de la estética.

A-Tantra enseña al hombre interactuar con las vivencias, conocer los sentimientos y percibir la diferencia entre sensación y vivencia, reacción y emoción.

Principio de la acción

A-Tantra es un Arte moderno de vivencia, en que, según sus pasiones e intereses, la persona puede experimentar ciertos estados provocados por determinada excitación. En la actualidad, donde a la mayoría de la gente le falta la concentración necesaria para controlar su estado, se debe conocer la esencia de las vivencias para obtener la capacidad de revitalizar esta cualidad y aprender a experimentar los sentimientos que todavía no somos capaces de evaluar y experimentar.

De esta manera, la práctica A-Tantra se convierte en una condición para el desarrollo del ser humano moderno, en que debemos al principio identificar nuestros esfuerzos y después determinar nuestros siguientes acciones. Es decir, éste es un Arte de la sintonización con los diferentes estados provocados por nuestro cuerpo, energía y consciencia.

Al mismo tiempo, A-Tantra implica un enfoque serio hacia los conceptos relacionados con las distintas excitaciones incontrolables, planteando a la persona la cuestión de la misma ética y estética de las relaciones por las que ésta debe guiarse. Es decir, A-Tantra nos saca de los estados habituales de excitación y nos lleva al campo de las realidades más altas.

El que practica A-Tantra tiene planteada la tarea de concebir conscientemente las vivencias que, en su mayoría, quedan inconscientes y, por lo tanto, desconocidas, no reveladas. Esto, de hecho, enfrenta a la persona consigo misma, donde debe profundizar su actitud hacia sí misma y hacia la gente que la rodea.

Por lo tanto, podemos decir que A-Tantra es el elemento más importante para el desarrollo del ser humano moderno. Debemos aprender a plantearnos las cuestiones acerca de nuestro comportamiento y las vivencias cotidianas que son un determinado tipo de energía que aprendemos a controlar.



La práctica A-Tantra incluye los siguientes elementos:

  • Aprender cómo contemplar las características de los sentimientos en las diferentes acciones, lo que presupone carga física, sensual (emocional) y mental.
  • Usar cualquier base técnica que posee ritmo.
  • Cambiar la actitud hacia aquello con lo que se encuentra una persona.
  • Formar una actitud más seria hacia su propio desarrollo; o sea, se trata de ofrecerle a la persona la posibilidad de elegir el modo más profesional y consciente del desarrollo, basado en principios y leyes y no simplemente en vivencias.

Las tareas de A-Tantra

  • Mostrar a la persona su dependencia de las reacciones, su incapacidad de controlar su estado en dependencia de la excitación.
  • Enseñar a la persona controlar su consciencia, sentimientos, reacciones.
  • Ayudar a la persona restaurar su ritmo natural y llevarla a la tarea del desarrollo.

La tarea de A-Tantra es de dar la posibilidad de experimentar una amplia gama de cualidades humanas y enseñar a la persona entender la diferencia entre sentimientos y emociones, que crean una amplia gama de estados de los que depende no solo la persona misma, sino que también su mente. La tarea de A-Tantra es sumergir al hombre en la concepción de sus vivencias y el logro de su naturaleza. Esto debe permitirle comprender que en las condiciones en la actualidad, las reacciones y los reflejos cierran la vivencia sensual y la profundidad real del conocimiento.


Lea más sobre el tema en la Sección Éxtasis.

29 octubre 2013

Preguntar al autor


Sólo usuarios registrados pueden postear preguntas. Iniciar sesión.

Para registrarse click aquí..



629
| Éxtasis

Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen

Imprimir
top