Iemanja

Día de la semana: miércoles.
Zona de influencia: agua de mar, profundidades del mar, océano, la maternidad, la familia, la salud mental y psicología.
Colores: blanco, azul claro, azul, plata, plata-azul. Sus colores están en el rango azul del espectro, desde los más ligeros y más transparentes hasta los intensos y oscuros.
Ritmo: 1-4-1-3-1
Piedras y metales: plata y perlas.
Símbolos: Abebe, abanico de plata redondo con unos peces delicadamente grabados, estrella de mar, concha de mar. Abebe se hace de plata, metal de plata o cualquier otro metal en color y con los símbolos de Iemanja.
Danza: movimientos suaves de las manos y movimientos corporales que se asemejan al movimiento de las olas del mar. Simboliza el poder del agua.
Saludo: Odô Iyá Yemanja!
Ropa: vestido largo de color azul claro o de color plata. Se pueden vestir también una blusa blanca y una falda azul claro. Corona de plata decorada con conchas y collares de metal, en el centro de la corona hay estrella de mar. También en la cabeza hay una bufanda de color azul claro o blanco atada con un lazo debajo de la corona y con los extremos largos colgantes. Las manos están adornadas con brazaletes de plata o metal y cadenas.
Talismán: collar de plata, gargantilla de color transparente blanco o azul claro, collar de perlas, conchas de mar

Iemanja es la Señora del Mar, la madre de todos los Orishas. Se considera que toda la vida del mundo provino del océano, como si de la cuna. Iemanja es el símbolo del nacimiento y del océano mundial, es un líquido dentro del abdomen de la madre donde surge la vida.

En el lenguaje de los yoruba su nombre significa “madre del pez” (“ie” significa “madre”, “man” es una designación diminutiva, “ja” significa “pez”, es decir “madre del pez”). Iemanja es la energía generadora para la obtención de la riqueza espiritual y material. En los movimientos religiosos sincréticos, está asociada a la imagen de Nuestra Señora de Lourdes.

Su imagen es la siguiente: es una mujer hermosa que emerge de las olas. Al bailar, balanceando suavemente las manos, ella parece estar rodeada de melodías suaves que se derivan de ella. Iemanja está sosteniendo en su mano un peine de ostras marinas, que usa para peinar su cabello ante el espejo hecho de conchas de caracol, que ella sostiene en su otra mano.

Su corona es también de plata (su metal) y concha de caracol con una estrella de mar en el centro; collar con un colgante en la forma de pez, hecha del mismo metal. La corona de Iemanja está decorada con perlas (gotas de su esencia pura), que le da el aspecto de una verdadera princesa. A menudo Iemanja se siente en una concha de mar.

A veces Iemanja posee un carácter escondido, son propios para ella el amaneramiento y el esteticismo. Iemanja simboliza la riqueza espiritual y el bienestar material. Pero sobre todo, es la Orisha de la familia y del hogar. Ella es encargada del embarazo y el parto. No soporta la traición y el engaño. Asiste a todas las fiestas de la familia, infunde las tradiciones familiares y respeto a todos los miembros de la familia. Enseña a apreciar el parentesco, la amistad, la comunidad, lo que se puede notar fácilmente en la naturaleza de cualquier brasileño. Iemanja protege a todas las mujeres y trata de ayudarles en todos sus problemas.

El reino de Iemanja es uno de los más extensos y respetados también por el hecho de que su energía existe desde tiempos antiguos. Al principio mismo y a lo largo de los muchos millones de años en la superficie de la Tierra existió sólo el agua.

Sin embargo, nada se pierde, todo se transforma, pasando de una forma a otra. Según lo establecido por la ley de conservación de la energía, ella no puede desaparecer. La energía es dentro de lo todo. Los indios la llaman maniti, o “el espíritu de las cosas”.

En la antigüedad, su energía se distribuía en el río africano Ogum (el nombre no tiene nada que ver con el Orisha, del mismo nombre). La leyenda, pasando en la cultura de los yoruba de persona a persona (y de todas las tradiciones de los Orishas que se cuentan principalmente por el boca a boca), nos dice que el agua salía del pecho de Iemanja (lo que explica su voluptuosidad) para crear todos los demás Orishas. En Brasil, Iemanja se asocia con la imagen de Nuestra Señora de Candelaria, en los países hispanohablantes de América del Sur, con Stella Maris, patrona de los marineros y de los pescadores y en el Caribe y América del Norte, con la Señora de la Ley y los Principios.

Leyenda

Iemanja tenía tres hijos. El primero que salió a la luz fue el revoltoso Exu, luego el pendenciero Ogum y el último fue el soñador Oshosi. Todos ellos crecían sanos y fuertes, pero cuando crecieron, decidieron abandonar el hogar paterno. Cada uno de ellos tenía su propio objetivo: Ogum soñaba con conquistar y subyugar a todo el mundo, Oshosi quería retirarse en el bosque y meditar en la soledad y Exu simplemente se puso de viaje. Iemanja se amargó por la noticia, pero comenzó a esperar el regreso de sus hijos. Y este día llegó, el primero regresó a casa Exu. La alegría de Iemanja no tuvo límites. Se volvió con impaciencia a su hijo:

— Dime, querido Exu, ¿qué estabas haciendo todo este tiempo?, ¿dónde estabas?

Exu miró inquieto a su madre, sus ojos ardían y sentía el temblor de su voz:

— Recorría todo el mundo para encontrar una esposa, pero ¡ninguna mujer es digna de ti y no se puede comparar con tu perfección! ¡Por eso quiero tenerte sólo a ti!

Iemanja se ha quedado atascada en la confusión de tal declaración y Exu de inmediato se abalanzó sobre ella. Resistiendo, Iemanja empujó el loco Exu, pero en esta lucha le hirió el pecho. Cuando el estúpido Exu volvió en sí, quedó preso de vergüenza increíble por lo que hizo y dejó para siempre el reino celestial de los Orishas y nunca volvió allí.

Iemanja derramó tantas lágrimas por lo que pasó, que las lágrimas se convirtieron en océanos salados. Dicen que luego de su pecho herido nacieron todas los demás deidades.

Las corrientes de los pechos de Iemanja se fusionaron y se formó una laguna (la matriz) y de su cuerpo arrancado salieron los primeros Orishas:

  1. Dada (Orisha de la fecundidad, la deidad de la vegetación)
  2. Shango (deidad del rayo)
  3. Ogun (deidad del hierro y de la guerra)
  4. Olokun (dios del mar)
  5. Olosa (deidad de la laguna)
  6. Oyá (deidad del río Níger)
  7. Oshun (deidad del río Oshún)
  8. Oba (la diosa del río Obba)
  9. Okó (deidad de la agricultura)
  10. Oshosi (deidad de los cazadores)
  11. Oké (deidad de las montañas)
  12. Shaluga (deidad de la riqueza)
  13. Shankpanna (poder destructivo, deidad de la viruela)
  14. Orun (Sol)
  15. Oxu (Luna).

Talismán Iemanja

Iemanja en Capoeira

El embarazo para los antiguos pueblos africanos significaba una fuerte restricción de la actividad sexual, ya que creían que, en este caso, se le causará sufrimiento al niño dentro del útero y en el momento del nacimiento y que su madre tendría muy poca leche. En el momento del nacimiento, de la mujer se aleja todo lo “impuro” (mujeres que menstrúan, el alcohol, las personas agresivas, etc.), la energía y la seguridad del espacio a su alrededor fueron apoyados por oraciones e hierbas que se usaban tanto para la limpieza del lugar, como para fines médicos.

Esta protección recibían no sólo la nueva madre y su bebé, sino también la mujer que iba a jugar el papel de partera. También se creía que el comportamiento “incorrecto” de la madre (el robo, la infidelidad, el estrés nervioso, malos hábitos, etc.) podría ser un obstáculo para las generaciones.

Estos principios y cualidades, están relacionados con la preparación y el nacimiento del movimiento y formaron la base de los movimientos de Capoeira.

Danza de Iemanja

El cuerpo de Iemanja es el cuerpo de la ola. Ella representa lo primordial, por lo que es considerada la Orisha más antigua después de Obatalá (el Creador). Aunque sería mejor decir que se consideraba primordial, por el hecho de que genera a todo lo vivo a través de las fuerzas del Universo, que, a su vez, fueron representados por Nana y Exu.

En la tierra del pueblo yoruba, hay un lugar donde, según las creencias locales, se inició la formación de todos los seres vivos. Se encuentra en los pies de la montaña Oké, que se considera la montaña primaria en la Tierra, generada de la fuerza de las profundidades del mar (que se encuentran en el estado de Ogun, cerca de la ciudad de Abeokuta en el suroeste de Nigeria).

La danza de Iemanja es una danza de la generación, es una condición gracias a la que se crea toda la vida. Este es una generación dentro de sí mismo, lo que en la tierra de yoruba se relaciona con la montaña Oké. En todos los ríos hay un esfuerzo de la concepción interna, o de la Inmaculada Concepción. El río Níger también está directamente relacionado con el esfuerzo de la generación de Iemanja. De hecho, el mismo esfuerzo lleva el nombre Agau, representando la idea de la generación de Exu y que simboliza su hijo mayor.



08 octubre 2013

Preguntar al autor


Sólo usuarios registrados pueden postear preguntas. Iniciar sesión.

Para registrarse click aquí..



188
| Cuerpo Africano

Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen

Imprimir
top