Vivir en el Ensueño

La cuestión que me gustaría abordar aquí, está relacionada con las técnicas del Ensueño. Al principio, tal técnica no existía, ya que el Ensueño era una manifestación natural del vector femenino del desarrollo y era una prioridad exclusivamente de las mujeres, como también de los hombres en los que prevalecían las energías femeninas. Puedo decir que la técnica del Ensueño para el hombre se realiza durante el estado de vigilia. La técnica del Ensueño para la mujer se realiza mientras duerme. Incluso sin controlar la energía, la mujer es capaz de pasar su vida en los Ensueños. El hombre nunca será capaz de hacer esto si no posee naturalmente una energía de calidad.

Pero estos son unos índices generales de las energías de los hombres y las mujeres. Además, hay otros índices de las energías, con los que nace cada ser humano y los que le colocan a uno u otro grupo (véase “El niño durmiente”). Ahora no hablaremos de cada de estos grupos, sólo mencionaremos que son tres. En cuanto a la participación directa en el ajuste del Ensueño, ella es bastante simple. El principal error de la gente que trata de entender el Ensueño, consiste en el desciframiento del sueño, puesto que la dada acción les aleja de la verdadera comprensión del valor del Ensueño.

Y para empezar un trabajo en el Ensueño (si uno no es Ensoñador por su nacimiento y más aún, si no es una mujer), uno debe preparar su cuerpo y la energía destinada a manejar las energías que se desarrollan durante el Ensueño. Hablando del Ensueño, no se trata de que estemos durmiendo, que en este estado alguien nos está enseñado algo y con todo eso hacemos algo allí, sino de que este es un estado controlado por nosotros y no lo percibimos ni como un estado de permanecer dormido, ni como de no dormido. Muchos de nosotros han estado en situaciones similares y han experimentado sentimientos similares, sin darnos cuenta de que estamos en una situación de Ensueño controlado, pero cada uno de nosotros puede tener esta experiencia.

Los Ensueños no son sueños, son un trabajo en reposo a través de Visiones proporcionadas por las energías del plano horizontal. Quiero decir que es natural tener una cantidad de sucesos relacionados con que alguien le advierte de algo, o que lo que ha soñado llega a ser realidad, o suceden algunas cosas, cuya confirmación uno encuentra en su vida cotidiana. Pero en todos estos casos, la función de uno es no más que de un testigo pasivo. Es un hecho absoluto que, todas las mujeres periódicamente tienen semejantes experiencias. Y el hecho de que muchas de ellas no pueden notarlo, se debe a que han caído bajo la línea masculina de desarrollo.

En otras palabras, si la evolución del ser humano no estuviera produciéndose en la forma, en la que está pasando ahora, la mujer desde hace mucho tiempo habría esclavizado al hombre. Aunque este patrón de existencia es imposible debido al hecho de que en las mujeres la energía es horizontal, mientras que en los hombres es vertical.

Nunca seremos capaces de desarrollarnos según el principio de la energía del plano horizontal, si nosotros mismos no somos esta energía. Por eso, debido a que la mujer sigue la línea masculina de desarrollo, ella pierde la capacidad, propia de su naturaleza, de experimentar y percibir el mundo de las energías del plano horizontal, las que tienen su mayor actividad en el momento de reposo.

Es decir, el momento de reposo y el momento de las energías de plano horizontal, son el Eje, el vector del desarrollo de las mujeres, mientras que el momento de movimiento y la elevación de las energías, son el Eje, el vector del desarrollo de los hombres. Se puede notar que el Eje y el vector prácticamente coinciden en el hombre, es decir, en el hombre, en los ambos casos se puede ver el elemento del movimiento, el movimiento vertical, de elevación.

Esto aparta al hombre de la Tierra y no le da la posibilidad de trabajar con las energías del plano horizontal. Esto se llama “el trabajo con la energía del recogimiento” o “el trabajo con la falta de las energías, necesarias para el desarrollo con una mayor calidad”. Es decir, si para la mujer es necesario pararse para ir hacia adelante, el hombre debe dar un paso atrás para ir hacia adelante. Pero ninguno de los dos es capaz de hacer esto, debido a la fuerza de las energías del Cielo y la Tierra, más una tercera fuerza, la que creamos juntos.

El juego, en el que una gran cantidad de la gente ha convertido el Ensueño, proviene de su pereza y dependencia. Bajo el concepto de pereza se quiere decir no que alguien quiere o no quiere algo, sino que él no desarrolla responsabilidad y sobre todo, cae en dependencia de las energías del plano horizontal no controladas. Estas fuerzas toman energía durante el sueño de cada persona y por ahora, sólo debe aceptarlo de una manera natural.

La sensación de estar descansado que obtenemos después de haber dormido, de hecho, en la mayoría de la gente se debe a la sustitución de la energía. Es decir, durmiendo uno sustituye su energía, o mejor dicho, no la sustituye, sino se la sustituyen. Y la persona se prepara a dormir otra vez para alimentar aún más estas energías que han sido tomadas. Quién las toma y por qué son necesarias, no vamos a comentar, ya que en este momento no es importante. Además, esta información puede aumentar la pérdida de energía más que ayudarle a uno en este proceso, puesto que le sintonizará subconscientemente a estas fuerzas.

La oportunidad de adquirir información y el desarrollo durante el Ensueño (que es fundamental para los que dedican mucho tiempo a las técnicas del Ensueño) está sólo parcialmente justificada. ¿Por qué? Porque está justificada principalmente por el hecho de que al trabajar en el Ensueño, muchos logran desatar los nudos kármicos, algo que es eficaz para la liberación de su energía y para su fortalecimiento. Otra pregunta aparte es: ¿a dónde la dirigen después?

Una cosa más: la adquisición de información, que es el límite de la Visión y da a la persona la razón de creer que está iniciada en algo y que es capaz de algo. Esas dos cosas las que incitan a la gente dedicarse al Ensueño.

Un 90% de estas personas dejan de prestar atención al desarrollo del cuerpo físico o lo desarrollan a favor de las energías del plano horizontal. ¿Qué significa esto? Hacen sólo tales prácticas, cuales sienten cómodas y agradables y esta comodidad y agrado están creados otra vez por estas energías horizontales. Si necesitan algún ejemplo de una víctima de estas técnicas, tal ejemplo es el gran gurú Carlos Castaneda. Pero, en realidad, él no es un indicador, simplemente es una persona que todo el mundo conoce. Al conocer una gran cantidad de gente dedicada al Ensueño, vi las más graves destrucciones internas. ¿Qué significa “destrucción interna”? Esta es la destrucción más peligrosa en este Camino.

Estas personas pueden tener cualquier aura, cualquier “camisa” energética, pero por dentro están destruidos por el hecho de que esta energía no es ni esférica, ni ovoide, ni tiene cualquier forma, entiéndanlo como quieran... Ella está retorcida. Y ella no está bajo el dominio de los que Ven, ella está bajo el dominio de los que Saben.

La diferencia entre los que Ven y los que Saben apareció recientemente, debido al rápido desarrollo de las cualidades, relacionadas con la capacidad de ver y percibir información que es inaccesible para la mayoría de la gente. Pero nunca la Visión no ha sido un vector del desarrollo humano. Ella simplemente complementaba los conocimientos, que el hombre desarrollaba y obtenía del mundo visible e invisible. Y esto, por cierto, es la respuesta a la pregunta, por qué llamó tanto la atención sobre la actitud hacia la Visión.

Los conocimientos, obtenidos a través de la Visión no son una recompensa adecuada, teniendo en cuenta qué es lo que pasa con la persona cuando abre su Visión antes del tiempo oportuno. Y el momento más importante para todos nosotros, es entender que todos nacemos con la capacidad de Ver, pero la Visión en cada niño es simétrica y no directa. Y en esto, de hecho, consiste la clave que unifica todo lo dicho anteriormente. Los padres y la sociedad imponen al niño el conocimiento lineal, mientras que él vive en el conocimiento volumétrico. Él siente la energía de la espalda, siente sus pies, percibe la energía de los hombros, él ve una gama de colores, él ve espíritus volando, almas, todo lo que sucede. Pero le imponen otra energía de la percepción.

Lo más importante es que él ve las cosas de forma inversa, es decir, todo en él está al revés, es simétrico. Uno de los pasos más incorrectos en el desarrollo del niño, es cuando, por ejemplo, le muestran un cubo y le preguntan por su color. Le dicen que este cubo es de color verde, mientras que el otro es de color rojo. Pero el niño ve en este color verde todo el espectro de colores y entonces le consideran un daltónico, o deciden que todavía no puede determinar el color.

Antes de dedicarse a prácticas relacionadas con los mundos finos, uno debe de encontrar a su propio ritmo de desarrollo. Cualquier intento de comenzar con estas prácticas antes, no le acerca, sino le aleja del Fin del Camino, si, por supuesto, el Camino tiene un Fin (bueno, ya que no lo tiene, entonces simplemente el Camino). ¿Qué significa “encontrar a su propio ritmo”? Esto significa ser capaz de redistribuir y trabajar con las energías correspondientes a la capa y el carácter, inherentes a uno mismo.

Todas las prácticas que hacemos, nos ajustan como si somos instrumentos musicales. Y nada más. Así que si uno primordialmente es Ensoñador o no Ensoñador, no tiene ninguna importancia. El que por su naturaleza es Ensoñador, comoquiera puede hacerlo todo, sin ningunas técnicas. Él no las ha estudiado. Y ahora uno puede hacer lo mismo. Pero una vez que encuentre su propio ritmo, va a empezar a hacer las cosas de otra manera...

Por un determinado período de tiempo, uno debe dejar de practicar para añejar la energía, primero desarrollarla y luego añejarla. Cuando lo haga, ya no perderá la orientación. Y al no perder la orientación, realmente será capaz de trabajar.

¿En qué condición está la gente ahora? Hoy, tiene un estado de ánimo, mañana otro, hoy le importa una cosa, mañana otra. ¿De qué ritmo se trata, si uno vive en un ritmo, no determinado por él mismo, sino por la sociedad? Ni siquiera puede determinar dónde debe ir y donde no debe ir. Uno no es capaz de determinar qué tipo de ropa debe llevar. Muchos no se dan cuenta de eso, ni siquiera tienen la sensación de esto, sin embargo todo esto es lo que crea el ritmo. Todo con lo que nos enfrentamos, nos influye. Nos han obligado a vestirnos, así que debemos entender ¿por qué nos vestimos? Nos han obligado a involucrarnos de alguna manera en ciertas acciones, entonces tenemos que entender ¿por qué estamos involucrados? Primero uno necesita acostumbrarse al hecho de que debe involucrarse en su propia construcción. Y al empezar a construir, entonces será capaz de hablar de su propio ritmo. Mientras tanto, seguiremos viviendo en ciclos, que en vez de construirnos, nos destruyen más.


¿Los que ya están practicando el Ensueño consciente, pueden continuar?

No es recomendable. Si no tienen la energía suficiente para controlarse a sí mismos en el estado normal, entonces no es recomendable. Deben entender que no tienen la energía suficiente para ser capaces de controlarse a sí mismos ahora. Es decir, no controlan la energía que les desarrolla, a través de la que viven. Háganse la pregunta: ¿qué energía estoy controlando en el Ensueño, si no me estoy controlando aquí ahora? ¿O, creen que si generan la energía suficiente, ella les ayudará a alcanzar la Iluminación? Si lo piensan así, entonces es imposible lograrlo. Pero si uno es un Ensoñador por nacimiento, entonces es posible. Pero este ya es un tema aparte.


Los intentos de entrar en un Ensueño conscientemente no llevan a nada, pero al recordar los sueños tenidos por la noche, siento una gran afluencia de energía.

Cuanto más lo haga, más energía tendrá. Este es un momento importante. Este es un trabajo con la consciencia, o, dicho de otra manera, es un trabajo con los eventos. Esto no lo consideramos ahora, debido a que para trabajar con la liberación de energía, hay que crear un recipiente interno donde guardar esta energía. Por ejemplo: uno libera esta energía ahora y se siente bien, pero luego ella se va. Es decir, a fin de cuentas, en vez de transformarla y orientarla a la dirección correcta, la pierde. Es mejor, por ahora ponerla al lado, darse cuenta de ella, pero no desenrollarla. Este es un buen indicador, pero no hay que desenrollarla. Es la misma cosa, cuando se enseña: “Abran este centro, este chakra, y esta, y esta...”. Uno la ha abierto y la energía entra y sale, pero no puede hacer nada con ella, ya que la condición general del cuerpo está desequilibrada.

Sí, existen determinadas técnicas de entrada y salida para el sueño. Existen determinadas técnicas de trabajo con la energía durante el sueño. Pero para hablar de ellas ahora y contar de ellas no tiene sentido, ya que no sienten la energía. Por ejemplo, uno de los principios de entrada en el Ensueño es incrustarse a sí mismo en la estructura de las energías del plano horizontal. Esto significa, la conexión de la energía que se encuentra debajo de la barbilla, en el hueco, con la energía que se encuentra en el ombligo. Ni allí, ni aquí sienten la energía, ¿por qué, entonces hablar de ellas? Dos cosas son importantes, notar y desarrollar. Es decir, no curiosear “¿Qué hay en todo este mundo?”. ¿Trabajas con las técnicas aquí? Trabaja con ellas también allí.

Hay una historia que cuenta de unos soldados de EE.UU. quienes, por fines de exploración, gracias a ciertas técnicas, aprendieron a Ver lo que normalmente no se ve. Como consecuencia, estas personas recibieron un impulso en su desarrollo espiritual y empezaron a negarse a realizar sus tareas, que con la nueva altura de su desarrollo espiritual, consideraron inferiores. Como ahora podemos entender, este caso les llevó a un retraso de su desarrollo. Ellos abrieron las energías finas, sin completar el trabajo con las energías rudas.

Ellos abrieron una Visión que les mostró la corrección o incorrección de unas determinadas cosas. Pero no les sirvió para nada, sino sólo les lanzó hacia atrás. ¿Por qué? Porque consideramos sólo el hecho, digamos, de su Visión, pero no consideramos a lo que les llevó y a través de qué ellos adquirieron aquella cualidad y qué sucederá a continuación. Y resulta que ellos no finalizaron el trabajo con las energías rudas, pero abrieron las finas, es decir, no encontraron a su propio ritmo.

Y pagaron el precio. Se convirtieron en esclavos de las energías finas, por lo que estuvieron obligados a quemar constantemente su energía para seguir permaneciendo en aquella conexión espiritual. Otra pregunta es, ¿podrían, sin embargo, ir adelante a partir de este nivel? Podrían, pero deberían quemar, hasta cinco veces más energía, que si se hubieran desarrollado de una forma natural. Si tienen esta energía por su naturaleza, entonces tendrán la oportunidad de hacerlo y si no la tienen, entonces no lo harán.

También doy otro ejemplo similar, con respecto a nuestros psíquicos rusos. Muchos atribuyen sus capacidades no a su desarrollo personal, sino las consideran como un don, regalo de los Cielos. Y para que este don no se pierda, siempre han llamado a Dios, es decir, muchos se han hecho extremadamente religiosos. Ellos están dispuestos a creer en Dios, sólo por no perder a su don. Y qué cosa más curiosa es este caso: Es que la religión siempre ha rechazado a semejantes personas y no las ha considerado como buenas.

De hecho, en este hecho hay una verdad muy profunda e interesante que perdieron, tanto la religión, como los “psíquicos”. Es que, hubo tiempo, cuando era bien claro que las personas, que por cualquier razón, tenían Visión, cumplían con las tareas gracias a las energías rudas. La energía más ruda es nuestro cuerpo. Y parece que es una supuesta “Visión Espiritual”, pero ellos agregan a ella su frecuencia ruda. Y el 80% (quizá 90%) de los psíquicos que curan a la gente, lo hacen para tomar del paciente energía ruda para sí mismos. Porque sólo con la ayuda de ella, quemándola, pueden seguir manteniendo su principio espiritual.

A través de ellos mismos, a través de sus acciones y a través del esfuerzo que se alimentan por el pequeño fuego de las energías finas, su energía pura va a una existencia, mientras que la ruda a otra. Es que, en el vidente, a fin de cuentas, se transformarán todas las energías rudas, es decir, él puede lograr el estado de un ser humano altamente espiritual, pero no pasará su vida en la cualidad de un ser humano, o sea, no dominará las energías humanas. Él puede dominar las energías terrenales y celestiales, pero no podrá dominar las humanas.

La verdadera influencia o interacción con las energías en el Ensueño, para completar de alguna manera la forma, son necesarias al llegar a la quinta etapa de la transformación (en total son ochos), o sea, cuando uno ha pasado una cierta cantidad de tiempo trabajando con la transformación de los huesos. Pero antes de eso, debe pasar un largo período, ciclos de dominio de otras energías. Todos los intentos de hacerlo antes, es sólo una carga con información innecesaria y pérdida de energía. Es como si uno viera dibujos animados, películas u otros entretenimientos.

Las particularidades, incluso la complejidad de esta situación, consisten en que el proceso de trabajo y de perfeccionamiento no tiene límite. Al desarrollar en sí mismo una pequeña calidad de cierta fuerza, o energía, uno puede dirigirla a supuestas realizaciones que le interesan, considerando fuerzas, que le ejercen influencia desde afuera y fortalecen el estado que se puede experimentar de “un sándwich extra”. También puede dirigir esta fuerza a su desarrollo y entonces resulta que por mucho que la haya desarrollado, la dirige a su desarrollo posterior. Y en este caso no tendrá tiempo para demostrar a nadie que es capaz de hacer algo. Simplemente hay que trabajar constantemente en sí mismo hasta atravesar el punto en el que dejará de existir el concepto de “trabajo y no trabajo”, hasta dejar de dividir, hasta lograr la Unidad. Y todo el proceso se debe empezar por, digamos, “la construcción”, a pesar de que no es la palabra más oportuna.

Hay gente que está muy involucrada en sí misma, se está entrenando, logra ciertos estados y sigue practicando en el mismo ritmo. Pero existe la vida y ella tiene determinadas posiciones, años. Y la gente está acostumbrada a realizar sus acciones, bajo la presión exterior y la velocidad que le afecta. Pero, es posible a través de una sola cosa, por ejemplo, lograr la “cima” de todo.

Sin embargo, mientras consideramos que existe una cima, nunca la podremos lograr. La cima para cada uno de nosotros, es exactamente lo que es “ahora”, donde nos encontramos. Puede que mañana no venga. Así que, al pensar en la cima “mañana”, uno crea en sí la posibilidad de no estar “ahora” y no estar nunca. Además, en realidad cada uno, ha elegido el modo de interactuar en este mundo, en el que está. Por lo tanto, uno se da cuenta de todos los efectos y todos los acontecimientos que pasan a su alrededor. De esto es imposible esconderse, ya que la posición de estar escondido requiere una fuerza y energía suficiente, que deben cultivar.

Por consecuencia, uno, o se va a solas por algún Camino, elegido por él, o se queda aquí y debe desarrollarse. Es decir, construir su casa. Y de la calidad de la base que va a hacer, depende si, como mínimo, se quedara a pie. Y como máximo, si le llenaría con lo que uno es o con quién será. Sin embargo, la conexión de los pies con las manos, es lo mismo que conectar las letras con los pensamientos. Y será mucho más fácil de entender cómo conectar el pie con la mano. Conectar la letra con el pensamiento es mucho más difícil y de hecho, nos han enseñado eso de manera completamente incorrecta. O, mejor dicho, no nos han enseñado en absoluto, que también es algo natural.

Preguntas y respuestas

Llevo tiempo interesado en el ensueño ya que desde hace años tengo sueños muy complejos y mi percepción de lo que hay, voces, lugares, situaciones, geografía, idiomas, ropa y costumbres me son muy claras y en los sueños tengo conciencia de que sucede y tomo decisiones (por ejemplo: entro de nuevo a un edificifio, subo al departamento, abro la puerta y recojo algo que había dejado en un cajón) y al final se como regresar a ver a alguién. En ocasiones, me he descubierto en peleas o resolviendo algún problema, o platicando con gente que acabo conociendo en el futuro. Tengo la sensación de estar conciente en lo que hago y lo que decido que pase. Es decir, no veo que yo le hacía o decía tal o cual cosa a alguién. En la situación, yo usaba mi conocimiento para lograr un fin. Lo que me preocupa es que creo que quizá hayamos personas que quieren aprender el ensuaño pero no sabemos como y que creo (por lo que he leído) que el camino es peligroso si uno se adentra solo. Por lo general, cuando me interesa algo, lo estudio, investigo, pregunto y practico lo más que puedo pero aún así, me preocupa meterme en algo sin saber como y no llegar a nada y como dice en un artículo a "la destrucción interna"
¿Qué hay para los que estámos así?
¿Ya no aprendemos?
¿Buscamos el conocimiento en los sueños?
¿Cómo se recopila la energía?

Las preguntas que está poniendo son serias. Por supuesto, tratar con ellas por correo electronico no es muy efectivo. Pero se nota que ha cambiado las líneas del cuerpo, y esto es una cierta dependencia. Todo depende de las tareas que usted pone. Pero hay que  convertir, empacar muchas cosas. Le recomiendo que aprenda prácticas de estabilización de los procesos del ensueño.

 

15 mayo 2013

Preguntar al autor


Sólo usuarios registrados pueden postear preguntas. Iniciar sesión.

Para registrarse click aquí..



1089

Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen

Imprimir
top