El Ensueño

El Ensueño es un estado específico del cuerpo, de la mente y de la energía. Para un cierto número de personas este es un estado natural, lo que permite que la consciencia resuene con los procesos provocados, sobre todo, por el frenado de la energía, llevándola a un régimen de acumulación intensiva, es decir, tal estado en el que durante la acumulación se inicia una regeneración natural de la energía y cambio de su frecuencia. Esto puede ocurrir al azar, debido, de modo natural, al lugar, los eventos y acciones al estar despiertos, cuando unas partes determinadas del cerebro dependen de la alimentación exactamente de este tipo de energías y precisamente de estos modos generados.

Por supuesto, este proceso es natural, sólo para las mujeres, ya que está relacionado con la función del útero, pero esto no es lo que ha provocado el interés al proceso de soñar, sino, sobre todo, la característica del lugar, que permite permanecer en tal estado, tanto a un hombre, como a una mujer. Y, tal vez, el lugar más interesante y expresivo, relacionado con el Ensueño, es Oaxaca, donde vivieron los zapotecas y donde el Ensueño se convirtió en un proceso de encarnación de todo el Camino vital suyo.

Exactamente el Ensueño se convirtió, para los zapotecas, no sólo en una parte de su trabajo ritual, sino también en un proceso, cuyo sentido práctico los chamanes de diferentes grupos tribales empezaron a distinguir, ya que hasta entonces no hacían diferencia entre Ensueños y Visiones. Toda la vida de los zapotecas, desde nuestro punto de vista era subordinada al proceso de la muerte y la sepultura. En realidad, era una preparación de existencia en otro mundo, donde el hombre permanecía en un estado de imagen, o de Ensueño, o sea en un proceso específico de generación de energía.

Este proceso según los zapotecas tenía 20 tipos de estados, que pasaban de una propiedad a otra.


El Ensueño del Jaguar

20 estados de Ensueños


chilla

laa

laala

lachi

Estado de resonancia con tal frecuencia del mundo, la que el cuerpo es capaz de reproducir

Estado, cambiado en el proceso de la vida

El estado de conservación de la energía

Estado de manejo de la energía


zee

lana

china

lapa

Estado de transición de un Cielo a otro

Estado de alimentación

Estado de interacción con el mundo invisible

La comprensión de la posición en la jerarquía del mundo invisible


nica

tella

loo

plya

Manejo de la transformación en el mundo invisible

Vinculación de las nuevas propiedades en el mundo invisible

La capacidad de cambiar el esfuerzo

Cultivo, repartición de sí mismo


laa

lache

naa

loo

Absorción

La interacción con el ritmo

La capacidad de apertura del espacio

La capacidad de interactuar o percibir mundo visible e invisible


xoo

lopa

lape

looo

La capacidad de regreso a las capas densas de la energía

Quedarse en la Tierra con el estatuto de representante del Cielo

Capacidad de crear

Dotación con propiedades divinos

 

Monte Albán, el lugar donde, de hecho, se localizaban los zapotecas, también lo recibieron a través del Ensueño, mejor dicho, de las cualidades del espacio, que se correlacionaba con el Ensueño. Fue un cosmódromo peculiar, por el que salían y regresaban los indios hasta su transformación completa. El estado más alto de Ensueño, permitiéndoles cambiar del mundo, por decirlo así, terrenal al celeste, fue el Ensueño del Águila, en el que trabajaban con el estado del vuelo.

El Ensueño del Jaguar es la adquisición de fuerza durante el Ensueño, mientras que el Ensueño de la Serpiente es un ajuste general del estado de la consciencia y su alimentación durante el Ensueño. Identificar todo el sistema de actitud de los zapotecas hacia el proceso, que hoy en día llamamos Ensueño, es muy difícil, ya que está relacionado con estados y vivencias específicos, a los que obedecía no sólo el cerebro, sino también el cuerpo. Exactamente la posición del cuerpo, durante el estado de Ensueño, se trató de ellos como un ajuste correspondiente al proceso de estar en otro mundo vibratorio.

El mundo maya consta de 13 vueltas. Al pasar por ellas, se logran (según la Ley de la Espiral) 52 cambios. En este caso, el Ensueño del Águila es la capacidad de conocer los 52 tipos de estados vibratorios.

 

13 mayo 2013

Preguntar al autor


Sólo usuarios registrados pueden postear preguntas. Iniciar sesión.

Para registrarse click aquí..



891

Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen

Imprimir
top