“La Misa Gnóstica”. Una Gira virtual con Ben Chelero

Fecha: de 23 diciembre 2013 a 8 enero 2014
Ubicación: Argentina

Alquimia Travel te invita a un viaje fabuloso y extático con Ben Chelero y Marcelo Plotnik.

Ser “algo” o “alguien”, inevitablemente significa no ser todas las otras cosas posibles y la vaga sensación de esta verdad llevó las personas a pensar en que no ser algo en específico, es algo más que ser “algo” o “alguien” y que en cierto sentido esto significa ser todo.
Borges

No hay lugar en la tierra más misterioso que Argentina. La historia de este país se compone de tantos acontecimientos reales y ficticios, que por cierto podemos hablar de un milagro nuevo, un sacramento esperando en sus alas. Tal vez llegó la hora en la cara del pontífice jesuita Francisco, que representa, no tanto la fe, sino la prioridad del conocimiento en la fe, de acuerdo con las enseñanzas de Ignacio de Loyola. Pero los Jesuitas en Argentina son un caso especial.

Argentina es un lugar muy secreto en el planeta Tierra, en la historia moderna, el tiempo de la “Nueva Era”. Lugar, que dio origen a la idea de experimentar la libertad. Es un lugar donde ha encontrado su asilo mucha gente de poder. Por supuesto, no podemos considerar con absoluta certeza todos los datos, pero hay preguntas abiertas en la historia de Hitler. Podemos discutir, estar de acuerdo o en desacuerdo con los diferentes historiadores, pero en este caso no es lo más importante.

Estamos sobre todo interesados en el proyecto secreto de Adolf Hitler llamado “Ahnenerbe” (creación del ser humano perfecto), que lanzó en América del Sur, después de que quedó claro que Alemania estaba perdiendo la guerra. Las razones para ello eran más que suficientes: algo similar ya estuvieron haciendo los Templarios. Y eso es lo que había motivado a los Jesuitas ocupar la primera fila de la actividad misionera aquí frente los Dominicos y los Franciscanos. Especialmente digno de mención en este contexto es la adopción del nombre Francisco por el Papa Jorge Mario Bergoglio. Ahora en Argentina “El Santo Maradona” ya tiene un competidor real en la fe con el nombre de San Lorenzo de Almagro. En general, Argentina es un buen lugar para cualquier idea y mientras más “Jesuita” es, mejor. Aunque el término “Jesuita” en el mundo de hoy puede ser percibido como un abuso.

Tomemos, la enseñanza de Indra Devi, que identificó a la Argentina como el país más adecuado para la aplicación de las ideas de Krishnamurti sobre la creación del ser humano perfecto. Aunque ella ofreció para este fin usar la Yoga, después de todo, nos interesa más no la herramienta, sino la idea de hacerlo en Argentina.

En general, en este país han tenido lugar tantas misiones sagradas de diferente carácter (desde los intentos a encontrar los indios blancos, las personas sagradas de los Andes, el esfuerzo de los Jesuitas a crear algo especial, hasta el actual movimiento de la Nueva Era), que podemos considerar a Argentina como un lugar real para un sacramento gnóstico. Por lo tanto, el punto principal o de referencia en nuestra comprensión de este país como un lugar especial en el planeta Tierra será el Gnosticismo.

La idea de la quietud del lugar, donde las transformaciones son mucho más profundas, de hecho nos hace percibir Argentina con más respeto, que sólo cómo un país entre otros tantos en el mapa del mundo. Argentina es un lugar único donde la proporción del espacio perfecto es muy alta, donde la vida hace mucho tiempo se ha convertido en una ceremonia.

¿Qué es lo que hace la comprensión de Argentina tan difícil? Con una apariencia de ligereza o “despreocupación”, aquí todo cristaliza en formas concretas. Y si la forma de auto-control de los ciudadanos de Argentina estuviera a un nivel suficiente, ya tendríamos una nación perfecta, los Argentinos.

Argentina es un país multicultural donde nadie es extranjero. Pero esto requiere disciplinarse. En Argentina, esta violada la ley de la concordancia: hay tierra (y quizás, una de las más interesantes en el mundo por su energía y propiedades físicas), pero no hay gente apropiada para ella. Las personas como el Che Guevara, Borges y Maradona, creados por esta tierra no son suficientes. ¡Tal vez, en relación con esto Jorge Mario Bergoglio fue subido en el escenario! Todos ellos tienen un modelo geométrico particular.

Pero para poder entender el modelo geométrico, que por ejemplo propone Borges en su ideología, uno debería ser capaz de concordar con este modelo. La concordancia permite no sólo construirse a sí mismo, pero también crear una disciplina social, sin la cual el desarrollo de cualquier sociedad es imposible.

¿Para qué se necesita la disciplina? Para encontrar la libertad interior teniendo reglas que establecen nuestras acciones. De lo contrario, tendremos un caos. La concordancia es una medida. Viviendo en las leyes de la medida, nos superamos. Argentina ofrece al espacio mucho más de lo que el espacio está capaz de procesar. Esto atrae aquí una gran cantidad de personajes y aunque algunos de ellos son contradictorios, es sólo porque la contradicción se ha creado debido a la falta de conocimiento de la medida. Pero hasta cierto punto este es un problema de todos nosotros.

En cualquier caso, Argentina para los que viven allí y para los que vienen a visitarla, esto son dos países diferentes. Pero precisamente la posibilidad de encontrarse, de sumergirse en un espacio más perfecto que aquel en el que vivimos, es la causa encubierta que atrae aquí millones de personas. No es ninguna casualidad que en los últimos cinco años, el país siempre ocupó el primer lugar por el número de turistas que lo visitan.

Cualquier viaje requiere una mente que funciona, sino en el mejor de los casos, será sólo una reacción al país. Salvarse de las reacciones cómo una forma de experimentar el viaje sólo es posible transformándolo en una forma cognitiva. Por lo tanto, al ofrecerle un viaje, le propongo también su entendimiento para que su cerebro no permanezca estático.

El cerebro necesita conocer la profundidad del estar o la gnosis. La gira en Argentina es, de hecho, una Misa Gnóstica, así como lo es también el ritmo del Tango. El Tango es un acto gnóstico y no es de extrañar que este baile naciera en Argentina.

Así que, considerando el tango como una Misa Gnóstica, nos lleva al concepto de Mercaba.

En este caso, le diré: Para el conocimiento del Gnosticismo puede ir en Egipto o en la Europa medieval, pero para una Misa Gnóstica debe viajar sólo a Argentina.

Por continuar...

26 marzo 2013

Preguntar al autor


Sólo usuarios registrados pueden postear preguntas. Iniciar sesión.

Para registrarse click aquí..



1291

Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen

Imprimir
top