Alimentación con Ropa

La Ropa es una medida peculiar de nuestra existencia, que, queremos o no, determina nuestra dependencia o del exterior o del interior. Si hablamos de la ropa, entonces, en primer lugar, es necesario hablar de la actitud del hombre hacia el espacio. En el trascurso de la historia se cambiaba el espacio, también se cambiaba la actitud hacia la ropa. Pero la ropa siempre estaba predeterminando la capacidad de interacción con el espacio en todas sus formas: física, social, personal, etc.

La primera vestimenta, que se puede definir como una ropa, era el cuero, pero de un animal de calidad y no de cualquier chacal muerto. Por supuesto, era de suma importancia que el animal estuviera sano. La gente no reaccionaba simplemente al espacio, lo hacían a través del prisma de la actitud hacia el cuero que vestían. Y el proceso mismo de despellejar al animal tenía un carácter sagrado.

La siguiente etapa del desarrollo del Arte del vestido, está relacionada con la elaboración y la mejora de los tejidos. Primero, lo hacían a través del cambio del color. Para la coloración de los tejidos utilizaban tintes naturales extraídos por regla, de plantas consideradas como sagradas. Es una muestra que la gente había comenzado a percibir la ropa como fuente de energía.

La tercera etapa es el cambio de la geometría de los tejidos, o sea, cuando la gente, dibujando patrones transformaba la energía del tejido mediante los esquemas específicos.

La cuarta etapa es aún más interesante. Es el período cuando la gente misma empezó a llenar la ropa. Se crearon sociedades sagradas femeninas que sólo trabajaban en la elaboración de la ropa. Por supuesto, cada clase social tenía su propio tipo de ropa.

La quinta y más importante etapa es la mejora de la geometría de la persona a través de la ropa. ¿Qué valor tienen, por ejemplo, las colgaduras? Gracias a ellas, la gente tuvo la posibilidad de influir a la proporción. Empezaron a mejorarla a través de la tela e incluso aparecieron diferentes tipos de ropa que deberían usarse conforme a las diferentes clases.

Por lo tanto, el hombre pasó un largo camino desde la interacción con el espacio a través de lo que vestía, hasta la interacción consigo mismo a través de la ropa. Al hacer esto, el hombre comenzó a percibir la ropa desde el punto de vista del llenado del modelo energético, compuesto por la persona y la ropa. Aquí, en primer lugar, dominaba la percepción táctil. La percepción visual aún no era importante para el hombre, lo más importante era la reacción que tenían los demás hacia él. Y mientras que la percepción táctil era más importante, la cantidad de la ropa era estrictamente reglamentada.

Para el hombre era importante que aun teniendo una poca cantidad de ropa, tener la ropa correcta para cada ocasión. Es muy importante entender esto. Si uno no usa una pieza de ropa tan a menudo, como para poderla llenar de energía y mantenerla, entonces ella empieza a destruirle. Perdiendo la capacidad de interactuar con la ropa, él se volverá dependiente de las reacciones de los demás. Lo más peligroso es matar la ropa y esto ocurre cuando uno no puede llevarla constantemente. Eso hizo que el proceso de vestir la ropa se convirtiera en un ritual.

El ritual también introdujo en el modo de vestir, las decoraciones que se hicieron parte de la ropa. Este es el período más interesante, porque la decoración siempre requiere una comprensión consciente de qué exactamente estamos mejorando.

Pero hoy, la ropa se ha convertido en una reacción para la gente, que ha perdido la capacidad real de interactuar con ella. Esto fue precedido por un momento muy importante. ¿Por qué se ha perdido la conexión con la ropa? Aún que parezca extraño, esto se debe al teatro, que prácticamente deshabituó al hombre a interactuar con la ropa. Por eso, hoy notamos que a mucha gente le gusta cambiar muy a menudo la ropa. Sin embargo, hay mucha ropa que es energéticamente más fuerte que nosotros y empezamos a depender de ella.

Muy a menudo, la gente tiene cosas a las que está acostumbrada y que usa con mucho gusto a lo largo de los años. Esto es una indicación de la interacción energética con la ropa. Por supuesto, es difícil reglamentar estas cuestiones en el espacio de hoy, pero un hombre dedicado al desarrollo, debe entender que la ropa también debe tener cierta medida.

Hoy en día, la gente, al comprar ropa la elige según su reacción a ella, a menudo eligiendo cosas determinadas por su marca y no por su energía. Pero el 70 por ciento de las marcas se cosen en China. Este es un trabajador chino que con su energía hace algo con un bordado hermoso. Energéticamente es una ropa completamente diferente, incluso si está bien elaborada. Y resulta que, un hombre que anda vestido de cualquier marca, demuestra más la marca, que a sí mismo. Pero, ¡tenemos que estar energéticamente sintonizados con lo que nos ponemos!

Esto es muy importante precisamente para las personas que deben cambiarse la ropa con frecuencia. El proceso de vestirse debe convertirse en un ritual, la ropa debe ser escogida según la tarea y debe ser expresada. De hecho, el mundo desde hace ya mucho tiempo vive con este ritual, que se ha conservado gracias a las diferentes organizaciones de clanes, órdenes y el concepto del estatus de la persona en la sociedad.

Al interactuar con la ropa, no debemos hacernos dependientes de ella y por eso nuestra energía debe ser más fuerte que la energía de la ropa. Además, cuando una persona se pone una ropa perfecta, pero la persona misma no es tan perfecta, comienza a depender de la ropa y esto también es peligroso. Uno puede ponerse la camiseta y los vaqueros viejos y su aspecto será mucho mejor que el aspecto de otro que va completamente vestido de ropa con etiquetas de “Alta Costura”.

El material, la proporción y el sentido de la ropa deben ser parámetros determinantes en la comprensión de la ropa. Por eso tenemos que educarnos a determinar el color, ya que él provoca el aspecto relacionado con las reacciones. El color correcto o fuerte puede ser totalmente inútil si la ropa tiene la proporción o combinación incorrecta. La combinación de la ropa y los colores debe llevar una idea particular, es decir, la ropa debe ser un introductor de las ideas del color.

La ropa es un tipo de alimentación. La energía debe circular entre el cuerpo y lo que llevamos. Pero, de hecho, la personalidad de uno no se revela a través de la ropa, sino de cómo la lleva y combina. También hay que considerar un montón de técnicas decorativas. Cualquier ropa vieja se puede decorar de tal manera que parezca original, lo que significa que no es vieja. Es necesario sólo ser capaz de desarrollar la sensibilidad táctil y la proporción a través del vestido, en esto consiste su tarea. La ropa hay que sentirla de verdad y tiene que ser una parte de la persona. Nunca debe ser determinada por el precio, debe ser inapreciable. De lo contrario, desde el punto de vista de la energía por 10 € uno puede tener algo diez veces más importante que por 1.000 €.

En cuanto a la ropa, no se trata de la cantidad del dinero, simplemente entre las cosas más baratas resulta más difícil encontrar cosas de buena energía. Pero hay que tener en cuenta que si la tela es de calidad, podemos mejorar aún más su energía. Si no es así, entonces es más importante qué tipo de energía obtenemos a través del vestido, su uso y la reacción a ella de los demás.

Debemos tener una clara actitud hacia cualquier pieza de nuestra ropa. No se puede ir a la tienda con la idea: “Tal vez compraré algo...”. Es necesario tener una tarea principal y el resto debe ser una consecuencia. Hoy en día, yendo de compras, no sólo se quema la energía, sino, lo más importante, se mata el tiempo. La gente ha olvidado cómo invertir el tiempo en sí misma.

Para entender la ropa, es necesario que uno comprenda realmente su propia energía, ya que la ropa debe hacerse una medida. Y hay que entender que la ropa es todo lo que tenemos puesto y no sólo lo que se puede ver desde afuera.

El estilo se determina por nuestro comportamiento y actividades y sólo entonces puedo dar el consejo de guiarse por la geometría y las tareas que tenemos presentes. En realidad, según cualquier tradición, si una persona de mayor importancia o un Maestro le da a su alumno cualquier cosa de su ropa, es una manifestación significativa, porque esto es prácticamente, energía.

Consideramos la ropa como un elemento de alimentación, ya que se realiza la idea de la geometría, o sea, se aplican dos figuras, la del cuerpo y del vestido. Por eso se introdujo el elemento de las colgaduras. ¿Cómo entender si las colgaduras son correctas o no? Hay un montón de métodos técnicos y cada uno de ellos tiene la tarea de la trasformación. Por supuesto, primero, es importante quién elabora la ropa, segundo, debe sentir qué material se ha usado. Y tercero, es importante que la geometría del vestido le corresponda a la persona que la lleva.

Por cierto, el error, que cometen muchos diseñadores de ropa, consiste en que al principio ellos no saben qué hacen. Ellos están creando emocionalmente y por lo tanto, ponen en el vestido una forma temporal, mientras que la ropa es una cosa muy geométrica.

El siguiente gran problema del hombre moderno son sus zapatos. Y aquí, como para el vino se sirve una comida bien determinada, también los zapatos requieren una ropa correcta. Pero los zapatos son también nuestro estilo de movimientos. Si, por ejemplo, la suela del zapato es incorrecta, entonces nos destruimos a nosotros mismos. Hoy en día, cuesta encontrar un calzado con suela correcta.

Para mí, por ejemplo, es importante cada mi paso, ya que la agrupación incorrecta de las plantas ¡destruyen mi energía! Se destruye toda la idea de la ropa si no sabemos cómo vestirla, pero la primera cuestión aquí es, cómo, ante todo, nos movemos.

A veces la gente tiene una reacción a algún tipo de ropa, por ejemplo al cuero. Si uno tiene reacción a algo y por eso no se lo usa, entonces tampoco hace falta hacerlo. Sólo no debe crear de esto un modelo filosófico, sin ningún verdadero análisis y conocimientos de la tradición. Por supuesto, no hay que tomar cualquier cuero, sin saber de dónde y de qué calidad es, pero hay que saber que la piel es el aliado energético más poderoso. Esta es la ropa que uno puede llenar, sobre todo hoy, cuando tenemos tantas cosas dañinas y destructivas en nuestro alrededor. Sin embargo, la ropa de hoy a menudo se hace de piel muy mala, vieja o muerta. Es muy importante aprender cómo percibir la calidad del cuero. No hay que comprarlo por su modelo, debe sentir la energía y por supuesto, es peligroso llevar un cuero si es incorrecto.

También son importantes las características temporales. Muy a menudo queremos llevar una ropa como en los tiempos pasados o vestirse de la misma manera que los demás. O, de lo contrario, hay un deseo de no vestir lo que llevan los demás. Aquí todo está basado en unas conexiones asociativas o de reacción. La ropa nunca se repetirá, independientemente de si alguien tiene la misma, ya que la energía que uno introduce cambia la manera de cómo se percibe en una dirección o en la otra. Por ejemplo los pantalones vaqueros. Todo el mundo los lleva, pero no les quedan igual. ¿Por qué? Porque esta es la ropa más usable, más cómoda, más geométricamente verificada.

El tema de la ropa debe implementar una determinada idea. Para mí la cuestión de la ropa consiste, ante todo, en la idea de la constancia. He creado una regla: si mi vida es el desarrollo, entonces la ropa debe ser un elemento del desarrollo. Esto significa que los símbolos y las formas que yo uso deben estar verificados. En la vida no hay pequeñeces y no hay que hacer de la ropa un tal suplemento. Ella debe ser cómoda, debe percibirse con la mente y el cuerpo y no debe molestar el movimiento.

Hay que entender que vivimos en el mundo y este mundo es un juego en el que hay una gran cantidad de manipulaciones. Desde hace ya mucho tiempo la ropa es un formato manipulador. Ella toma parte del ritual de la vida del hombre y es un elemento de nuestra relación con el espacio, con su reacción hacia nosotros.

Por supuesto, la alimentación con la ropa es mucho más cercana a las mujeres que a los hombres, ya que la sensibilidad femenina es muy superior. Pregunta: ¿podemos fiarnos de la intuición en cuanto a este asunto? No sólo que podemos, es necesario, pero eso no significa que al instante vayamos a hacer todo correctamente. Fiándonos de la intuición, hay que mejorarla hasta lograr un nivel de consciencia (lo que es útil, por supuesto, no sólo para determinar la ropa necesaria). La energía que le está influyendo es una energía temporal y empezar a depender de esta energía es muy peligroso.

Otra pregunta interesante es: ¿puede ser la ciudad, la casa o el apartamento, cierto elemento de la vestimenta espacial, es decir un tipo de vestido peculiar en el que vivimos? ¡Por supuesto! No sólo puede, sino hay que ser así. Sin embargo, este es un gran tema y recomiendo enfocarse en su comprensión después de haber comprendido el tema de la ropa.

La cuestión de la transformación del espacio a través de las decoraciones es un tema muy importante, porque aquí hay que entender los símbolos. Si uno ha colgado un símbolo incorrecto o una máscara incorrecta, puede empeorar el espacio. Yo recomiendo al diseñar el interior, usar cosas artísticas que tienen una función más de llenar, que de estructurar.

Hay que entender también la posición del vestido en el espacio. Es importante que la ropa esté en un movimiento continuo, nada deba quedarse en el mismo lugar durante mucho tiempo. Hay que cambiar de lugar, lavarla, incluso si está limpia, o ponérsela. Si una ropa no se usa o es obvio que no le pertenece a uno, hay que tirarla a la basura, pero sin reacciones.

La ropa nunca puede ser vieja, solo en algún momento ella ha cumplido sus tareas y ya está. Si uno da su ropa a otras personas, es importante entender a quién la da y qué energía tienen estas personas. Aquí, también, uno debe ser muy cuidadoso.

 

Preguntas y Respuestas

¿Cómo separarse de la ropa que llevaba durante mucho tiempo?

Hay varias opciones. Primera, modificarlo y usarlo. La segunda, llévalo a algún lugar energéticamente correcto y déjalo allí.


Muy a menudo, después de comprar zapatos, en un par de días aparecen defectos significativos, que al comprar los zapatos no se mostraban. ¿Cómo elegir el calzado correcto para un uso cotidiano?

Es la pregunta primordial, relacionada con los zapatos. Lo más importante en un zapato es su suela. Ella no debe impedir a la planta apoyarse en el suelo al andar. Muy peligrosos son los zapatos supinadores o con suela estrecha. En general, es un Arte de verdad encontrar un calzado correcto, e incluso que te guste.  


Explique, por favor, qué lugares son energéticamente correctos, donde podemos llevar nuestra ropa vieja, llena de nuestra energía, para poder separarse de ella correctamente. ¿Qué piensa acerca de la idea de regalar esta ropa a familiares, digamos, pobres o a gente ajena, sin domicilio? ¿Existe una relación inversa entre la persona que da su ropa y la ropa regalada, o sea, siguen conectados la ropa y su dueño primario? Ha escrito: “Si uno da su ropa a otras personas, es importante entender a quién se la da y qué energía tienen estas personas.” Puede, por favor, explicar mejor esta frase.

Esa pregunta es realmente muy importante. Aquí es importante entender el espacio y lo más importante, ser capaz de interactuar con él. Los lugares más oportunos para hacer esto, por supuesto, son lugares hacia los que tiene una actitud personal o sea un lugar que le ha atraído. Al regalar nuestras cosas a otras personas, debemos entender qué tareas planteamos y por supuesto, todo depende mucho de nuestra capacidad energética y la capacidad energética de las personas a las que las damos. Por supuesto, existe la relación inversa. Si la energía de las personas a las que damos nuestras cosas, es en un estado de destrucción irreparable y si su energía no es lo suficientemente fuerte, se debe evitar la entrega directa de energía. En general, cualquier entrega directa debe ser siempre correspondiente con las tareas.

 

16 diciembre 2012

Preguntar al autor


Sólo usuarios registrados pueden postear preguntas. Iniciar sesión.

Para registrarse click aquí..



1018

Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen

Imprimir
top