La Bufanda

La bufanda es ropa de transformación, objeto capaz de cambiar el aspecto de cualquier estilo o modelo del vestido. Se puede poner en la cabeza o hacer de la bufanda una decoración del cabello. Se puede poner en los hombros. Se puede ceñir al cuello y hacerla parecerse a una corbata. Las mujeres la pueden poner en sus caderas, cambiando no sólo su estilo, sino que también su figura.

La bufanda es uno de los objetos más antiguos, que se usaba con distintos objetivos, pero por supuesto, su significado principal era el aspecto sagrado. Cabe decir que en la antigüedad cualquier tipo de vestido, todas sus partes, todas las accesorias que se llevaban, cumplían con un papel mucho más importante y tenían un significado que hoy en día ni siquiera lo podemos imaginar.

Todo con lo que entraba en contacto una persona se consideraba como parte suya y nunca se consideraba como algo temporal incluso si no se usaba tan frecuentemente o, puede ser, incluso una sola vez. La actitud misma de la gente antigua hacia la ropa tenía, ante todo, tareas sagradas y la vestimenta, considerada desde este punto de vista siempre ha sido continuación y parte de la fe.

La bufanda es un tipo de vestido que está primordialmente relacionado con el cuello y llevaba la idea de “nudo corredizo”. Este hecho está relacionado con el estado de sofocación, cuando debido al cubrimiento de la garganta, a la persona se le altera la respiración.

Un hecho aún más interesante es el uso inverso de la bufanda: desde la posición de la conservación del espíritu, cuando el ser humano deja de vivir en la Tierra. En muchas culturas antiguas, la vida de la gente nunca se ha considerado desde la posición de la temporalidad y lo más importante ha sido la conservación del espíritu. Así, por ejemplo, la ejecución a la horca era el castigo más horrible, puesto que se creía que se le cortaba la conexión a uno con el espíritu, es decir no dejarle salir normalmente del cuerpo, como si privándolo de su última exhalación.

De esta manera apareció el significado de la bufanda como símbolo que permite conservar la inhalación durante la vida y después de la vida conservar el espíritu de la persona en la tierra. Por la misma razón, por ejemplo encerraron los guerreros de terracota de China en la tierra y al mismo tiempo se elaboraron bufandas de terracota para cada una de las figuras. Se creía que mientras los guerreros están escondidos, independientemente de si son vivos o muertos, sería imposible destruir la dinastía. Algo similar vemos también en los gobernantes egipcios.

Así que, la idea de la bufanda lleva en sí un sentido muy profundo. Y no es menos interesante la conservación de una determinada circulación de la energía alrededor del cuello y no el simple uso de la bufanda como modo de calentarse.

En la actualidad, a todo esto se añade además tal componente, como estilo. Es especialmente importante para la gente que aprecia el concepto del minimalismo en el modo de vestirse, que no cambian con frecuencia su estilo y más interactúan con la energía de la ropa que convertirse en “abeto para decorar”. También la bufanda es importante para los viajeros que, debido a su constante traslado, no pueden permitirse más diversidad en su modo de vestirse.

En general, la bufanda es uno de los trece objetos sagrados de la vestimenta, que son necesarios para la gente que comprende que la ropa es cierta sección que conecta el mundo interno de la persona que el externo.

 

27 octubre 2012

Preguntar al autor


Sólo usuarios registrados pueden postear preguntas. Iniciar sesión.

Para registrarse click aquí..



762

Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen

Imprimir
top