Una gira virtual por San Petersburgo, la capital alquímica de Rusia

—con Elena Berlinskaya


 

Es difícil oponerse al hecho de que la Tierra en la que vivimos es multifacética y diversa. Se pueden encontrar lugares que dan energía al ser humano, hay lugares de reposo, hay lugares de estancamiento energético. Además hay lugares que son puntos de transformación.

En Rusia hay muchos lugares fuertes, relacionados con un componente energético específico, ante todo, el Llenado. Pero no hay otro Laboratorio alquímico, hecho artificialmente, más fuerte que el san Petersburgo, donde los conocimientos antiguos están, por un lado en la superficie, pero por otro, tan escondidos bajo unos símbolos comunes, que su comprensión y la capacidad de usarlos está disponible para poca gente.

Si contemplamos San Petersburgo de día, como suelen hacer los turistas, él provoca una admiración por la delicadeza y la claridad de las líneas y la perspectiva, la delicadeza de los palacios, la inmensidad de los conjuntos arquitectónicos, la solemnidad y la grandeza del caudaloso río Nevá y sus malecones de granito. Los viajeros con razón consideran que han visitado una de las más hermosas ciudades del mundo.

Pero si vas paseando por las calles de San Petersburgo de noche, entonces no delante de tus ojos, sino más profundamente, aparece una imagen que es completamente diferente, no menos hermosa, pero no tan accesible e inofensiva. El tiempo parece cambiado, todo a tu alrededor adquiere una matiz misteriosa, mística, como si se reaniman los secretos antiguos.

Más claramente sienten esta atmósfera los artistas que poseen una mayor susceptibilidad y sensibilidad hacia el mundo fino. Miles de escritores, poetas, compositores y pintores sellaron en sus obras la imagen hermosa y terrible de “Palmira del Norte”. La atmósfera misma de San Petersburgo, fabulosa y surrealista, les obligaba a dirigirse al lado de la vida, oculto de la percepción ordinaria. En San Petersburgo, es muy fuerte la conexión con la energía de alta vibración del Cielo, además el terreno es movedizo, una tierra pantanosa e inestable que no da fuerza y apoyo.

En San Petersburgo, como de por sí se plantearan las cuestiones de la vida y la muerte, el sentido de estar en este planeta. La persona comienza a buscar las respuestas a estas preguntas, profundizándose en unos razonamientos filosóficos y prácticas místicas. La ciudad como si atrajera a la gente dispuesta a la búsqueda espiritual. Por eso, no es de extrañar que precisamente con el San Petersburgo esté relacionado el destino de muchos filósofos.

Y exactamente en San Petersburgo se relevó el talento de muchos escritores-místicos, uno de los cuales fue Dostoievski. Él sentía con agudeza el secreto y la naturaleza fantástica de este lugar. He aquí una cita de sus memorias: “Yo les confieso que San Petersburgo, no sé por qué, siempre me ha parecido un misterio. Desde la infancia, casi perdido, abandonado en San Petersburgo, yo de alguna manera tenía miedo de él”.

Es propio de los habitantes de esta ciudad, preguntarse por qué en este lugar, nada cómodo para vivir, decidieron construir una enorme ciudad. Y en realidad, el clima aquí es sombrío, húmedo (en total hay sólo 60 días de sol al año), el pantano, la amenaza constante de inundaciones, el viento frío. Todas estas condiciones son suficientes para colocar el puerto en un lugar más perspectivo y sano. Y es bastante sorprendente que en su tiempo la capital del estado fue traslado en la misma frontera.

Muchas pistas, como siempre, están en la superficie, pero no son unívocas en absoluto. Consideremos el escudo oficial de San Petersburgo. Lo primero que llama la atención, es la semejanza y las diferencias simbólicas con el escudo del Vaticano. El espacio de la ciudad siempre tenía el mismo nombre que el Vaticano, La Tierra Santa, o, en otras el Nuevo Paraíso. ¿Por qué? Dejemos las hipótesis para más tarde, pero ambos tienen el fondo rojo del escudo, en los que en el del Vaticano (la ciudad de San Pedro), hay dos llaves cruzadas (que puede simbolizar el paso en el reino de los cielos) y en el del San Petersburgo hay dos anclas cruzadas, lo que sugiere la necesidad de esfuerzo y ante todo, el esfuerzo colectivo para la obtención del resultado deseado. Y si incluso un niño puede dar vuelta a la clave, el anca la debe ser tirada por todo un equipo.

Hay otras similitudes y diferencias, pero se refieren más al estado, la primacía de la Iglesia o del poder secular y están relacionadas más con la historia, aunque por lo general presentan más completamente la imagen, pero no están relacionadas con nuestra tarea directa de rastrear la capacidad de transformación alquímica en este lugar concreto.

Aunque vale la pena prestar atención en la Corona Imperial, que “encabeza” el escudo, el Imperio, ante todo, no como un Reino, sino como una comunidad que está trabajando en los objetivos... Por el momento recordaremos tres puntos de partida: el esfuerzo, el secreto y la Tierra Santa (que es el Nuevo Paraíso, Nueva Ámsterdam, Venecia del Norte y Palmira del Norte, la ciudad de San Pedro y bajo cada nombre hay una enorme cantidad de historias, símbolos y energía).

Ahora trataremos de (tal vez un poco hipotético y a primera aproximación, pero es completamente demostrable) considerar las siguientes preguntas:

  1. ¿Por qué era necesario construir aquí una ciudad?
  2. ¿Quién lo necesitaba? ¿Quién fue el iniciador?
  3. ¿Quién y qué invierte? ¿Para qué?
  4. Y luego, tal vez, nos acercamos un poco a la solución: ¿cómo podemos usar todo esto para nuestra transformación? O, ¿cómo esto nos está usando a nosotros?

Indudablemente, el lugar para la construcción de la ciudad no fue escogido por casualidad. Si consideramos la localización de San Petersburgo, desde el punto de vista de la geografía y de la historia, entonces podremos encontrar algunos datos interesantes. En la esfera terrestre existe un meridiano único que pasa por las pirámides de Guiza, Gran Valle del Rift en África y el Monasterio de las Cuevas de Kiev (todos estos son unos lugares bastante significativos de la historia de la humanidad).

Este meridiano en su mayor parte pasa por la tierra, mientras que el resto pasan más por el agua. Además, el movimiento de las placas tectónicas no afecta a este meridiano y. Y cuando en 1884, se discutió la cuestión de definir un meridiano de inicio, un grupo de científicos prominentes eligió la línea de Greenwich por unas razones políticas (y sólo Charles Smith, uno de los miembros del comité, argumentó que inicial debe ser el meridiano que pasa por las pirámides de Guiza).

El traslado del meridiano de inicio por las pirámides de Guiza permite marcar un hecho interesante: las coordenadas de los lugares sagrados de la Tierra tienen una reglamentación y se encuentran en longitudes, múltiples de 10 grados: Lhasa – 60, Tula en México – 130, Tiahuanaco – 100, Canterbury – 30, etc. Se presenta un cuadro geométrico estricto de los lugares relacionados con la alquimia interna y externa.

Recientemente, quedo claro que, por cierto, el dicho meridiano, fue el inicial y respecto a él se han hecho proyecciones de mapas antiguos con imágenes precisas y con una Antártida que entonces todavía era verde. El más famoso de ellos, fue cartografiado por Piri Reis (Hajji Ahmed Muhiddin Piri, Ahmed ibn-i el-Hac Mehmed) a principios del siglo XVI, según las fuentes originales III-II milenio antes de Cristo.

Como hemos dicho anteriormente, en el mismo meridiano están el Gran Valle del Rift en África y el sistema de lagos (el territorio actual de la República Unida de Tanzania, Zambia y Congo), de donde, según muchos informes, proviene la historia de la humanidad. Él pasa también por la capital de la antigua Rus, Kiev.

Y precisamente en este meridiano, exactamente a medio camino entre las pirámides de Guiza y el Polo Norte, es San Petersburgo, concretamente el punto de la Fortaleza de San Pedro y San Pablo, el primer edificio de la ciudad.

La latitud de la ubicación de la ciudad, también puede ser una parte clave, pero aún menos demostrable para la gente que piensa críticamente. Es que si ponemos el hombre ideal de Leonardo da Vinci en el centro de la Tierra al hueso coxal del loto, de modo que su coronilla toque el Polo Norte, entonces San Petersburgo es exactamente en el paralelo, la proyección del que pasa por el centro de la cabeza, el chakra Ajna en el Yoga o Niwang Gong en la Tradición Taoísta. Se debe decir también, que la ciudad de Sofía y todo el paralelo Balcánico serán al nivel de la garganta (Vishuda chakra o el centro kármico) y Jerusalén es a nivel del corazón.

 

Parte 2

Según los estudios geológicos en la zona de San Petersburgo pasa una articulación de grandes áreas de la corteza de la Tierra, la plataforma de Europa del Este (Rusia) y el Escudo Báltico, que lleva a una rotura profunda del suelo en esta zona. Conforme a la información estadística obtenida, esto no siempre ejerce un efecto positivo en la salud de los que habitan este lugar, pero da una energía adicional para mejorar las distintas cualidades energéticas y psicológicas del ser humano.

De esto se deduce que el territorio en el que está San Petersburgo, es un lugar de poder, contribuyente a la transformación alquímica. Aquí está el punto más fuerte de transformación, cuya activación lleva al nacimiento de algo nuevo en el planeta.

Pero, ¿quién fue el verdadero inspirador del plan de construcción y quiénes fueron los ejecutores, que tenían acceso solamente a un pedazo de la información? ¿Con qué fuerza estuvo conectada aquella gente ideóloga? Y lo más importante, ¿qué fines perseguía y sigue persiguiendo esta fuerza, construyendo en esta tierra “según el plan y en contra de la naturaleza” una ciudad y haciéndolo en un corto plazo capital de un país enorme? Quizá, la búsqueda misma de las respuestas a estas preguntas, va a empujar a la comprensión de cómo usar mejor esta fuerza, cuyos acompañantes son los habitantes de San Petersburgo.

Si hablamos del momento en el que surgió la idea de la construcción de San Petersburgo, entonces obviamente fue durante la Gran Embajada (viaje de Pedro I y su séquito a Europa en los años 1697 – 1698), después de la visita a Inglaterra y los Países Bajos, baluartes de los Masones en aquella época. Entonces, ya había sido proyectada también la Guerra del Norte (antes de la visita a Inglaterra, Peter siempre ha tenido como objetivo la conquista del Sur y la salida al Mar Negro).

La idea de la construcción de esta ciudad siempre se ha atribuido a Pedro I, quien debido a sus características personales o fue el primero en cualquier cosa, o simplemente no sucedían cosas. De verdad, todos los planes originales de la ciudad, todos los edificios y el simbolismo supervisó precisamente Pedro I, pero por supuesto no los hizo solo.

El gran “ideólogo” de la construcción de la ciudad en el borde del río Nevá fue el peculiar Merlín ruso, el amigo de Pedro I, Iakov (o Jacob, James) Bruce, un descendiente del rey templario escocés Roberto I Bruce (1306-1329), que dio cobijo a sus tierras al Orden de los Caballeros Templarios, a los que comenzaron a perseguirles en el continente .Ya en Escocia, los caballeros templarios se fusionaron con las logias masónicas y en realidad trasladaron sus actividades a la sombra de la masonería, evitando así el enjuiciamiento y conservando sus conocimientos.

Así que la relación entre Egipto-Cábala-templarios-masones-San Petersburgo se sigue bastante claramente. En esta continuidad se inscribe también un grupo más, buscando conocimiento por todas partes, los celtas, a través de Escocia e Irlanda (el hermano del rey Roberto I Bruce era el rey de Irlanda). Sin embargo, el estudio de esta continuidad no es el propósito de nuestro “viaje”, aunque en San Petersburgo no está encubierta: sólo hay que ir, ver y absorberla.

Pero volvamos a Jacob Bruce, se sabe que para los templarios “la sangre” tenía un gran significado para la transferencia de los conocimientos y el nombre de Jacob Bruce siempre había estado envuelto en un halo de misterio.

La biografía oficial de él es la siguiente: junto a su hermano Romano de 14 años, está invitado a la tropa de entretenedores del futuro Emperador. Después de participar en las campañas de Azov del príncipe Galitzin, Bruce pasó al lado de Pedro I y junto con él realizó la supresión de la rebelión de los Streltsí (mosqueteros).

No queda claro dónde y cómo Jacob recibió su educación polifacética, pero sabemos que su primer trabajo científico se dedicó a la cartografía. Les hicieron un mapa del territorio desde Moscú hasta Asia Menor, representado por Pedro I en 1697. Como resultado, ya en este tiempo él podría haber conocido las propiedades del meridiano, en que poco después fue situado Petersburgo. Esto significa que el lugar de la fundación de la ciudad fue elegida no casualmente.

Son conocidas obras de Bruce en los campos de la astronomía, la astrología, la física, las matemáticas, la química y la medicina. Él se hizo miembro de la Gran Embajada y se quedó más tiempo que cualquier otro en Inglaterra, donde estuvo en estrecha comunicación con Isaac Newton. Este científico formuló las leyes básicas de la mecánica clásica, la teoría de la luz, independientemente de Leibniz desarrolló el cálculo diferencial e integral, pero la actividad principal de su vida consideraba la alquimia y el ocultismo. Newton era Masón, algo más, según algunos datos fue el Gran Maestre de la Orden. Oficialmente, el Gran Maestre de la Gran Logia Escocesa fue Christopher Wren (1632 – 1723), arquitecto y matemático, autor del proyecto de la nueva Catedral de San Pablo en Londres. Con él se encontraron varias veces Pedro I y Jacob Bruce, y precisamente él les presentó a Isaac Newton. Es muy probable que la estrecha cooperación entre Newton y Bruce fue precisamente debido a la magia y en particular, la creación de un nuevo espacio para la transformación, la nueva ciudad. Se sabe que su correspondencia se prolongó hasta la muerte de Newton en 1727.

Según el historiador ruso Nikitin, en algunos manuscritos, guardados en la Biblioteca Pública de San Petersburgo, está señalado que el zar Pedro I y Jacob Bruce fueron nombrados en Templarios. Ambos tenían disponibles conocimientos mágicos secretos de los siglos pasados. Posteriormente, el propio Jacob Bruce se convirtió en Gran Maestre. Probablemente, la Orden de los Templarios estaba interesada en la energía del espacio en el que fue construido San Petersburgo.

La Guerra del Norte comenzó poco después de su regreso a Rusia de la Gran Embajada. Mientras que estaba en Inglaterra, Bruce estudió no sólo las ciencias ocultas, sino también la artillería y con bastante éxito. Durante la Gran Guerra del Norte, fue ascendido a mariscal de campo y las principales victorias de la artillería se llevaron a cabo bajo su supervisión. Por ejemplo, sus tropas capturaron la fortaleza Nienschanz, que estaba situada en el actual territorio de San Petersburgo.

Después de la guerra, Bruce era un hombre de confianza de Pedro I y salía mucho al extranjero en busca de varias rarezas, que fueron traídos a la nueva capital, fue el encargado de imprenta, publicó el primer calendario astrológico, fundó tres observatorios astronómicos y la escuela de navegación en la Torre Sukharev. También se rumorea que guardaba la “nigromancia”, tratados que contenían conocimiento mágico antiguo. Su hermano Román Bruce (también Templario por la sangre) se convirtió en el primer comandante jefe de San Petersburgo. Bruce, a pesar del carácter irreconciliable de Pedro, lograba expresar sin dificultad opiniones contradictorias a la voluntad del Emperador. En particular, él fue el único que no firmó el documento de la ejecución del zarévich Alexei.

De las habilidades extraordinarias de Bruce cuenta una leyenda que dice que al estar de buen humor, Bruce caminaba sobre el agua y resucitaba a los muertos, podía en medio de un día caloroso, congelar un estanque y patinar sobre él (aunque se cree que fue utilizado un hielo preparado de antemano, almacenado en el sótano), fue capaz de volar. Sin embargo, no se puede decir que su vida familiar era feliz, sus dos hijas murieron en la infancia y luego murió su amada esposa, después de su muerte, Jacob Bruce comenzó a llevar una vida ascética. La causa de su muerte en 1735 fue, según sus contemporáneos, una mala experiencia mágica. En la descripción de las cosas del difunto, fueron señalados objetos indios, libros escritos sobre tablillas de arcilla y en los artículos fueron identificados ya hoy en día, unos dibujos de aparatos voladores. Bruce fue sepultado en la Iglesia Luterana en Moscú, sus restos fueron exhumados y trasladados al laboratorio antropológico de Mikhail Gerasimov, de donde desaparecieron en extrañas circunstancias.

Pero volvamos a St. Petersburg, a su geometría e idea. El mapa de la ciudad fue dibujado por Pedro I, junto con el arquitecto Le Blond. La particularidad de la arquitectura de San Petersburgo es su geometría bien pensada, la regularidad de la urbanización (ritmo), la proporcionalidad de los conjuntos urbanos (proporción), la influencia del medio ambiente sencilla (eje) y ya después, la polifonía armoniosa de diferentes estilos arquitectónicos.

Pero, al principio, como siempre han hecho los “Templarios-Masones”, en el proyecto se introdujeron algunos símbolos. El primero de ellos es el Ojo de Horus (Ojo en el Triángulo, él es el ojo de Dios, él es el Delta Radiante), que son unos símbolos antiguos de la consciencia. Por supuesto, este símbolo se encuentra en la arquitectura de otras dos ciudades, situadas en lugares inservibles de vivir, que han prosperado mucho, Ámsterdam y Nueva York. El Ojo, de vez en cuando, se sustituye por la circunferencia inscrita en un triángulo. Este signo simboliza el enfoque masónico a la vida, haciendo algo para que el Señor fije su atención en uno y en esta estructura.

En San Petersburgo, este símbolo aparece dos veces. El primer triángulo está formado por Nevsky y la avenida Voznesensky y la calle Sadovo, o al río Moika, en la base del círculo en forma de la fuente del Almirantazgo, inscrita en este triángulo. El segundo triángulo con el ojo, es el lugar favorito de descanso a Pedro I y su séquito, la isla de Nueva Holanda. La clara disposición de los símbolos se puede ver en la fotografía aérea.

 

 

23 agosto 2012

Preguntar al autor


Sólo usuarios registrados pueden postear preguntas. Iniciar sesión.

Para registrarse click aquí..



829
| ALQUIMIA Travel

Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen

Imprimir
top