Los aceites esenciales

El aceite esencial es un aceite obtenido o por extracción de substancia natural, o a través de un método químico, o también a través de procesamiento. Los aceites del primer grupo son componentes naturales y se diferencian sólo por la calidad de la obtención. El segundo método es la reproducción química del aroma. El tercer grupo de aceites se obtiene mediante la creación de reacciones adicionales, provocados durante el proceso de obtención o el proceso de transformación (por ejemplo, la cocción) y también a través de la mezcla de diferentes componentes o adición de productos de origen natural, mineral o químico. Aquí merece la pena mencionar también los distintos extractos de origen animal, que también se utilizan a menudo en la perfumería moderna.

Por supuesto, desde el punto de vista de la alimentación y absorción, debemos considerar los aceites exclusivamente de origen natural. Los aceites esenciales producen dos tipos básicos de nutrición: a través del aroma o por la penetración en el cuerpo a través de la piel. La calidad de tal nutrición depende de la calidad y la tecnología de la obtención del aceite mismo.

Objetividad

Antes de comenzar a usar cualquier aceite, hay que prestar atención a un concepto determinado, la objetividad. Es un momento muy importante en la comprensión del dicho producto.

El principal problema de cualquier perfumista es la subjetividad cuando se apoya sólo en su gusto y experiencia personal. Hay que entender la física del aroma, sus tareas y empezar con ellas. Muchos productos de la perfumería se basan en la percepción refleja.

Por ejemplo, la lavanda, que relaja la mente. Es muy peligroso cuando el aceite neutraliza la consciencia y no la alimenta. O los cítricos, que crean una asociación con el gusto, reprimiendo la percepción vibratoria primaria.

Esto es muy importante para el aceite básico. Los aromas de los aceites deben ser divididos en doce tipos de vibración y presentar más idealmente la escala séptuple de influencia en todos los sistemas del cuerpo humano.

Aceite básico

El elemento más importante en la preparación de los aceites, como también su portador, es el aceite básico. Aquí es importante reducir al mínimo su aroma y entender su significado. El aceite base no debe influir en el aceite principal o la mezcla, sino debe conservarlos. Si este aceite es para la piel, entonces se debe entender su geometría. El aceite básico no debe destruirla. Y aquí es importante usar el aceite más fuerte, en este sentido, el premio lo ganan los aceites de jojoba y de oliva.

Estos son dos aceites “inmortales” (a condición, por supuesto, que se han obtenido usando el método correcto). Y para la preparación de una mezcla, no encontrará otro aceite mejor que el de jojoba.

También aquí, indudablemente, es importante entender el aceite de base. Esto no es un aceite de paso, debe haber una garantía precisa de que en el momento de la obtención no se han empeorado sus propiedades.

Sinergia

El efecto de la combinación de aceites, de hecho, es el Arte fundamental del perfumista. Al mezclarlos correctamente se logra un efecto de resonancia, que aumenta la inserción del aceite en la piel o su influencia etérea. Y aquí, por supuesto, todo depende de la fuerza del aceite. Si el aceite no posee la fuerza suficiente, entonces es nada más complementario, es decir, crea sólo un cambio cosmético del aroma.

También es importante no producir una inhibición, o sea la neutralización de un aceite a otro. Esto ocurre al mezclar aceites incompatibles, independientemente de su calidad.

El Arte principal en la sinergia es entender la vibración de los aceites, con el fin de lograr no sólo su fortalecimiento, sino el fortalecimiento correctamente dirigido. Es decir, cualquier sinergia debe tener su tarea y de acuerdo con ella, debemos conocer la naturaleza del producto que recibimos.

Fórmula para la mezcla

Según lo dicho anteriormente, la mezcla es el secreto principal que determina el éxito o el fracaso de un aceite. Es una magia verdadera que se origina en los tiempos de la alquimia árabe. Precisamente aquí hay que buscar las respuestas de las preguntas acerca de las ideas y las Fórmulas de los diferentes aceites.

La Fórmula es, de hecho, una ciencia de la sustancia, donde la prueba exacta del resultado es la Cristalización, o la cohesión de los ingredientes, capaz de ejercer una influencia dirigida. Esta teoría fue presentada por el gran erudito árabe Jabir ibn Hayyan.

El aroma debe lograr una conexión interna, parecida a una onda de resonancia, donde las tres ondas convergen. Este es el concepto de la Cristalización o mejor dicho, sus condiciones. La Fórmula no debe permitir una inteligencia parcial (akl-I dzhozi), en ella hay que lograr la máxima plenitud.

 

01 agosto 2012

Preguntar al autor


Sólo usuarios registrados pueden postear preguntas. Iniciar sesión.

Para registrarse click aquí..



875

Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen

Imprimir
top