Los errores de los que hacen prácticas internas

Hoy, cuando el concepto del desarrollo está determinado por diferentes personas de muchas maneras, cuando la definición del desarrollo está dada por aquellos que no practican, es muy difícil devolver en la persona la necesidad de entender qué exactamente es el desarrollo, en lugar de ponerse en el camino sin una preparación adecuada.

Hoy, cuando el ser humano está en un modo de existencia reactivo y la información ha sustituido al conocimiento, es muy difícil distinguir entre el desarrollo y el consumo de sus capacidades y errores.

La falta de comprensión de la dirección hacia dónde ir, la experiencia mayormente en la estimulación y sobre todo, el desarrollo de esfuerzos innecesarios o peligrosos en el cuerpo, en la energía y en la mente; todo esto a menudo dificulta la conciencia en la correcta búsqueda y la identificación de los errores (que no sólo no se los puede determinar, pero ni si quiera enfocar de manera elemental).

Una complejidad especial presenta el auto-engaño de la gente acerca de la creencia de estar acumulando algo, de adquirir algún potencial por su naturaleza, mientras que simplemente lo están explotando, pero no hay en ello desarrollo.

Hay dos grupos de errores: obtenidos y acumulados.

Los errores obtenidos son un hecho con el que debemos lidiar, primero corrigiendo los errores acumulados (ya que son de alguna manera un producto de los errores obtenidos).

Error obtenido

Es muy complicado e incluso erróneo dividir los errores obtenidos en algunos subgrupos, porque están unidos entre sí y están definidos por las leyes del espacio-tiempo y las leyes del ritmo. Sin embargo, se pueden especificar sus ocurrencias comunes (sin olvidar que uno no puede existir sin el otro).

Errores en la alimentación. Es aquella situación cuando existe un código insuficiente o incluso destructivo en la respiración y la alimentación. Lo más peligroso es si este código no se ajusta a la naturaleza humana.

Errores fisiológicos. Aquellos que están relacionados con los desórdenes en los sistemas y los órganos del cuerpo.

Errores de la energía. Los que están asociados con los desórdenes en la circulación de la energía que surge por problemas fisiológicos.

Errores mentales. Están relacionados con los desórdenes en la centralidad del cerebro y se basan en errores fisiológicos y energéticos.

Errores del Karma. Formación del destino, cuya misión no es el desarrollo de la persona, sino la solución de las tareas energéticas de algunas formaciones de energía que han seleccionado ese cuerpo para su propia existencia.

Errores acumulados

Los errores acumulados naturalmente provienen de los obtenidos, pero se les añaden también los errores del espacio en el que vive la persona. Se dividen en Totémicos (desajuste del cuerpo a la estacionalidad; dependencia del tiempo que altera los ciclos biológicos; la falta de integridad energética del lugar que cambia el ritmo de la alimentación interna del cerebro) y Egregoriales, en aquellos casos cuando la sociedad crea condiciones anormales de gobernación.

En este caso, se desarrolla una naturaleza que es ajena para el ser humano (reacciones y emociones) es decir, se reduce la vibración humana. Esto también incluye el sistema de la educación perjudicial para la energía humana que no desarrolla el humano, sino que lo consume.

Las violaciones Totémicas y Egregoriales al final, crean su propio sistema de funcionamiento energético, utilizando a la persona, acelerando o ralentizando el proceso natural de vivir su vida.

Como resultado, los errores acumulados aumentan en primer lugar, los errores de la nutrición y la respiración y se convierten en una condición natural para el funcionamiento del cuerpo. En estas condiciones, los procesos no están sujetos a la conciencia sino lo contrario, la mente y el cuerpo están sujetos a los procesos.

Por lo tanto, sólo hay dos clases de errores acumulados, que están relacionadas con los errores obtenidos y que tienen su tiempo de vida, después de lo cual el cuerpo muta de forma irrevocable.

  • errores del reposo
  • errores del movimiento


En función de que tipo de procesos ocurren dentro de nosotros, cómo se han originado, cómo determinan la existencia de nuestro cuerpo en reposo o en movimiento, podemos hablar de la posibilidad o imposibilidad de recuperación es decir, de recuperar al menos las funciones que están disponibles.

Sin la recuperación, el intento de desarrollo no se puede considerar verdaderamente un desarrollo, porque el desarrollo significa mejorar toda la unidad y no solo algunas partes. Y si por ejemplo, mejoró ligeramente el trabajo del cerebro, pero su cuerpo comenzó a funcionar peor en relación a lo adquirido, se debe entender la fórmula que pueda demostrar si has mejorado en tu totalidad o no.

Nuestro cuerpo está compuesto de 9 grupos básicos de vibración y los errores (en función del grupo de vibración a cual pertenecen) desempeñan un papel diferente. Por esto, es importante entender la fórmula de los errores y no sólo declararlos.

En el proceso de conocer los errores adquiridos y acumulados puede determinar la capacidad de la conciencia de escuchar, entender y participar tanto en el proceso de fijación de estos errores como para salir de ellos.

 

15 marzo 2012

Preguntar al autor


Sólo usuarios registrados pueden postear preguntas. Iniciar sesión.

Para registrarse click aquí..



1313

Enviar a un amigo


Share |
Nombre:
E-mail:
Nombre del amigo:
Mail a un amigo:
Mensaje:
Ingresar símbolos en la imagen:
Ingresar símbolos en la imagen

Imprimir
top